Honeywell ha sacado al mercado el grabador de vídeo digital (DVR) híbrido HD Rapid Eye, que ofrece un acceso fiable en remoto y local incluso en casos de ancho de banda limitado.

Honeywell ha anunciado el lanzamiento de su grabador de vídeo digital (DVR) híbrido HD Rapid Eye, que incorpora 16 canales que admiten imágenes de cámaras tanto analógicas como IP. Esto lo convierte en una solución idónea para aquellos clientes inmersos en la transición del vídeo analógico al IP ya que les proporciona un sistema flexible y ampliable para que realicen el cambio a su propio ritmo. Se pueden instalar más cámaras IP sin necesidad de adquirir licencias adicionales y el DVR híbrido HD Rapid Eye identificará automáticamente su dirección dinámica en la red.

El DVR híbrido HD Rapid Eye puede grabar, buscar y transmitir transacciones de datos, audio y vídeo al mismo tiempo que les proporciona a los usuarios funciones de reproducción posterior a los eventos y control en directo. Destacan, además, las interfaces de usuario completamente interactivas (completadas con el control PTZ a través del ratón) que se encuentran disponibles a nivel remoto, local y con ancho de banda limitado. De este modo, el cliente se beneficia de una facilidad de uso y una flexibilidad de manejo excepcional que se traduce, a su vez, en menos tiempo de formación y en un incremento de la productividad del empleado.

Otra gran ventaja del DVR híbrido HD Rapid Eye es su completa integración con la serie de productos de seguridad de Honeywell, incluidas las plataformas de control de accesos MAXPRO VMS, WIN-PAK y Pro-Watch. Esta sólida integración con el control de accesos, combinada con su potencial como herramienta de análisis de prevención de pérdidas con función integrada de captura de datos, compatible con PCI, hacen del DVR híbrido HD Rapid Eye una aplicación perfecta, sobre todo, para las instalaciones retail.

Gran capacidad de almacenamiento

La gama de opciones de almacenamiento de datos que ofrece el DVR híbrido HD Rapid Eye abarca desde los 500 GB a los 4 TB. Con el fin de optimizar su capacidad de almacenamiento, el producto utiliza los códecs H.261/263 patentados para comprimir las imágenes al mismo tiempo que ofrece mejor calidad de imagen, archivos de menor tamaño y un volumen de almacenamiento de vídeo superior al del modelo MPEG-4.

Otras funciones que incrementan la eficacia del producto son Rapid Clip –que simplifica, agiliza y protege la generación de clips de forma remota en un dispositivo USB o un DVD-RW interno– y la opción Rapid Eye con Active Alert, que incorpora hasta ocho canales de análisis de vídeo inteligente y las funciones estándar de Rapid Eye para reducir las falsas alarmas.

Redo Bezzo, director de productos para EMEA de Honeywell Security Group, ha comentado: “Existe la creencia generalizada en todo el sector de que la adopción de los sistemas IP es una cuestión obligatoria que depende más del tiempo que de si se puede o no llevar a cabo. No obstante, no todos los clientes, procedentes de distintos sectores y áreas geográficas, se encuentran en disposiciónpara realizar esa transición hoy mismo. El DVR híbrido HD Rapid Eye no solo demuestra una variedad de funciones impresionante para distintas situaciones, sino que también ofrece a nuestros clientes la posibilidad de elegir el sistema que desean usar. Un recurso de gran valor dada la situación económica actual”.


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 5 Mar, 2012
• Sección: Seguridad