Xavier Casajoana, consejero delegado de VozTelecom, asegura en este artículo que la creciente adopción de servicios profesionales de comunicaciones alojados en la nube (‘cloud’) va a traer consigo una profunda transformación en el mercado de la videoconferencia.

La videoconferencia ha requerido hasta la fecha elevadas inversiones que sólo las grandes empresas podían permitirse, pero ya estamos observando grandes cambios en el mercado que van a provocar que, en poco tiempo, la videoconferencia sea tan popular como el e-mail.

Al igual que ha ocurrido con el correo electrónico, donde las plataformas instaladas y gestionadas por el cliente final están siendo remplazadas por servicios en la nube (SaaS) como puede ser Google Apps o Zimbra, la videoconferencia ya está experimentando la misma transformación y como resultado, estamos asistiendo a una creciente penetración en el segmento de las pequeñas y medianas empresas. Prueba de ello es el crecimiento de mercado en Europa, superior al 20% según la consultora Frost & Sullivan, en el último año.

La videoconferencia laboral

La progresiva “consumerización” de la tecnología de videoconferencia va a ser el motor de crecimiento de mercado, gracias a los menores costes de los dispositivos, de la banda ancha y del aumento de calidad de la imagen a través de la red Internet. Además, servicios de vídeo chat como Skype, Google+ o FaceTime están popularizando el uso de dicha tecnología en nuestra vida personal, por lo tanto, los usuarios esperamos también disponer de este tipo de servicios en las organizaciones, con calidad y fiabilidad empresarial, sin tener que esperar a los desarrollos e inversiones de los departamentos de IT.

Hasta hoy las soluciones de videoconferencia y su evolución a la telepresencia, han sido diseñadas principalmente para la conexión de salas de reuniones de una misma empresa, separadas geográficamente y unidas por su red corporativa. Hoy las necesidades de los usuarios y organizaciones van mucho más allá. Los usuarios necesitan comunicarse con imagen y sonido de alta calidad, así como colaborar y compartir información visual, desde cualquier dispositivo y lugar, no necesariamente desde salas de reuniones, y sobre todo también en movilidad.

El mercado plantea un nuevo reto y oportunidad a los fabricantes y prestadores de servicios, dando lugar a una mayor y mejor oferta, desarrollada tanto por los actores ya establecidos en el sector como por nuevas e innovadoras compañías, que han sabido identificar y superar con sus propuestas, las barreras y dificultades de la videoconferencia tradicional.

Xavier Casajoana

Consejero delegado de VozTelecom

 

 

 

 

 


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 10 Abr, 2012
• Sección: Telepresencia / Videoconferencia, Tribunas