El festival californiano de Coachella se cerró con la participación de los raperos Snoop Dogg y Dr. Dre en una actuación antológica en la que estuvo presente el legendario Tupac Shakur -fallecido en 1996- que “volvió a la vida” a través de un holograma en 3D.

Dr. Dre y Snoop Dogg dieron un impresionante espectáculo en el festival de Coachella, celebrado en Indio (California, EE.UU.), que incluyó a un invitado sorpresa: el fallecido rapero Tupac Shakur, que regresó al escenario como un holograma. Gracias a la tecnología del holograma, un descamisado Tupac parecía tomar el escenario, compartiendo saludos con Dre y Snoop antes de dirigirse a la audiencia con la frase, “¿Qué j*** pasa en Coachella?”. El holograma hizo una sorprendentemente real, y en vivo, interpretación de Hail Mary, seguido por 2 of Amerikaz Most Wanted con Snoop.

El rapero murió en septiembre de 1996 después de recibir varios disparos por parte de un asaltante, dejando un legado de seguidores que soñaban con volverlo a ver. Algo que la tecnología logró de manera impactante, mediante una presentación holográfica llamada Musion, que promete convertirse en un fenómeno, después de demostrar en un evento masivo que es capaz de llevar a un escenario la imagen de un artista o persona que no está en el lugar y lograr que otros interactúen con ella.

El truco del espejo

El sistema llamado Musion Eyeliner se basa en un antiguo truco de magia que data del siglo XIX, llamado Pepper’s Ghost. Este usaba espejos y una cubierta de plástico para crear la ilusión de hacer aparecer y desaparecer a una persona en el escenario. Ello, porque en realidad lo que las personas veían era la proyección de la imagen del sujeto. Este concepto fue tomado y perfeccionado por la empresa británica Musion, ofreciendo una experiencia del siglo XXI.

En este caso, en lugar de una persona, el sistema posee un proyector en alta definición para mostrar lo que sea. La superficie es de un vidrio reflectante transparente y el telón, hecho por la misma compañía, se llama Eyeliner Foil, y está hecho de un plástico similar al de las botellas, lo que le permite ser imperceptible al ojo humano. El panel debe ser colocado en un ángulo de 45 grados para generar el efecto de profundidad que, si bien hace que parezca un holograma, en realidad no es una imagen que pueda ser vista en 360 grados. El truco, eso sí, debe ser adecuado al ambiente: las luces deben estar controladas, el fondo del escenario debe ser negro u oscuro, y el movimiento del holograma debe ser restringido.

En este caso, Snoop Dogg se posicionó justo detrás de la pantalla donde Tupac se presentaba gracias a un proyector ubicado en la parte superior del escenario. Este proyector apuntaba a una superficie reflejante ubicada en el suelo del escenario lo que daba como resultado la proyección del fallecido rapero ante las miradas de los espectadores.

Musion fue la que creó el sistema de proyección, pero el contenido fue hecho por Digital Domain, ganadora del Oscar por los efectos de la película El curioso caso de Benjamin Button. Ellos desarrollaron un modelo creado por computadora del difunto rapero, a quien aplicaron voces sacadas de presentaciones en vivo. Y dado que se utiliza una pantalla transparente, artistas de carne y hueso pudieron interactuar con él, colocándose detrás del panel, tal como lo hizo Snoop Dogg en medio de la presentación. El impacto que generó tanto en los asistentes al festival como entre quienes lo vieron por internet fue tal que, según The Wall Street Journal, se planea una gira que lleve al ídolo alrededor de EE.UU. O, mejor dicho, a su holograma.

http://www.youtube.com/watch?v=_NFh3Ajecxw


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 20 Abr, 2012
• Sección: Infraestructuras, Proyección, Simulación