La empresa de telecomunicaciones Cisco va a llevar a cabo en la isla de La Palma (Canarias) una prueba piloto de la solución Cisco HealthPresence, que ayudará a conectar a los pacientes con los centros de salud y el Hospital General de la isla y con el Hospital Universitario de Tenerife, con el objeto de atender a los enfermos por videoconferencia.

Cisco va a desarrollar en la isla canaria de La Palma una experiencia piloto de telemedicina, con la colaboración del Cabildo palmero y del Servicio Canario de Salud (SCS). Esta iniciativa tecnológica prevé conectar el Hospital General con los centros de salud y, a su vez, con el Hospital Universitario de Tenerife, al objeto de pasar consulta a los pacientes sin necesidad de que el médico de Atención Primaria o incluso el especialista esté físicamente presente.

Cisco HealthPresence no es simplemente una videoconferencia entre el paciente y su doctor sino que incorpora también dispositivos médicos para conocer información fisiológica en tiempo real. De esta forma, se utiliza vídeo de ultra-alta definición, reducción de latencia punto a punto hasta hacerla imperceptible e incorporación de sonido espacial de banda ancha, a lo que se unen instrumentos para la monitorización de signos vitales que miden la tensión arterial, la temperatura y el pulso, el nivel de azúcar u oxígeno en sangre, así como videoscopio digital para oído, nariz y boca, y oftalmoscopio y dermatoscopio digitales.

El vicepresidente y consejero de Nuevas Tecnologías del Cabildo, Anselmo Pestana, ha informado que Cisco ya “está desplazando a la Isla los equipos de medicina de observación para comenzar con las pruebas”. Durante este mes están previstas reuniones de trabajo para definir los centros sanitarios que se unirán desde el principio a esta red, además de colaborar con el SCS para “unir” al Hospital Universitario y definir el catálogo de atenciones que tendrá este nuevo servicio.

Plataforma de comunicación y colaboración

Cisco HealthPresence posibilita que varios miembros del equipo de atención de un paciente participen en forma simultánea en las consultas, creando nuevas formas de administrar y coordinar el cuidado. Esta es una innovación muy importante con respecto a las soluciones típicas de telemedicina de punto a punto e incluso a los exámenes médicos tradicionales en persona.

Pestana es consciente de que “al principio puede resultar extraño e incluso, sobre todo a las personas que no tienen grandes conocimientos sobre las nuevas tecnologías, llegue a sorprender que pueda ser una fórmula para atender con garantías a un paciente, pero aquellos que lo han probado afirman que hay un contacto que parece real y se nos abren posibilidades muy interesantes que al menos tenemos que analizar. Podemos imaginar situaciones de lejanía o de incomodidades que se pueden evitar”.

Una vez se comprueban los resultados de esta experiencia, existe un segundo paso para llevar la telemedicina a los hogares. La idea general, aunque más a largo plazo, es que los pacientes que se incorporen al programa dispongan de atención médica en casa, a través de un aparato de fácil uso que se comunica con el exterior por medio de internet de banda ancha. El objetivo no es otro que tener una consulta mediante videoconferencia o incluso poder conectar con una ambulancia en caso de emergencia, ofreciendo al profesional la posibilidad de observar el estado real en el que se encuentra la paciente.


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 7 May, 2012
• Sección: Salud, Telepresencia / Videoconferencia