El Empire State Building, un emblema de la ciudad de Nueva York conocido en todo el mundo, ha anunciado que va a reemplazar sus luces por LEDs de Philips que ofrecerán una gama de hasta 16 millones de colores y consumirán menos energía.

El emblemático rascacielos Empire State Building de Manhattan sustituirá las bombillas tradicionales con las que se ilumina cada noche por la tecnología LED, que además de ahorrar energía ofrecerá más juegos de colores con los que despuntar en el “skyline” neoyorquino, ha publicado The New York Times.

La empresa propietaria del edificio, Malikin Holdings, ha decidido reemplazar las cuatrocientas lámparas que alumbran las plantas superiores del rascacielos por 1.200 nuevos dispositivos que incluirán un total de 68.000 pequeñas bombillas LED, ha detallado el diario. La firma ha llegado a un acuerdo con la empresa Philips, que instalará un sistema computerizado de diodos emisores de luz que presentará más de 16 millones de colores, en comparación a los diez tipos que el edificio utiliza hoy día. Como cada uno de esos dispositivos se puede manipular de forma independiente e instantánea a través de un ordenador, la nueva tecnología permitirá introducir nuevos efectos de luz como arco iris, ondas o fundidos cruzados en la iluminación del rascacielos y destacar detalles de la arquitectura.

“Vamos a divertirnos de verdad con nuestra capacidad de dirigir las nuevas luces”, ha declarado a ese rotativo el presidente de Malkin Holdings, Anthony Malkin, quien ha añadido que su empresa quiere ofrecer “la experiencia de Hong Kong”, en referencia a la espectacular iluminación de los rascacielos de esa ciudad asiática.

Con la nueva tecnología, el Empire State Building podrá iluminarse con una gama de varios millones de colores diferentes, comparado con la paleta de diez colores que ofrecen las actuales lámparas, que requieren de un mínimo de siete trabajadores para aplicar los geles de colores sobre cada una de ellas.

El rascacielos, de estilo Art Decó e inaugurado el 1 de mayo de 1931, es fácilmente reconocible en el horizonte de Manhattan por su tradición de iluminar con diferentes colores sus plantas superiores para homenajear diferentes causas, que pasan desde la victoria de algún equipo deportivo hasta la independencia de un país. Pero más allá de los juegos de luz que permitirá introducir esta nueva tecnología, las bombillas LED supondrán un ahorro energético del 75 por ciento cada año para el Empire State Building, en tanto que cada uno de los nuevos dispositivos dura entre tres y seis veces más que las actuales bombillas.


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 9 May, 2012
• Sección: Iluminación