Honeywell Security Group cuenta con seis nuevos modelos de 1080p y 720p dentro de la serie Equip de cámaras IP de alta definición H.264: un minidomo para interior, un minidomo antivandálico y una cámara convencional con función día/noche real que ofrecen las últimas prestaciones en videovigilancia digital.

Honeywell ha anunciado la incorporación de seis cámaras IP a su gama de productos IP Equip. Los nuevos modelos con función día/noche real se dividen en dos versiones: 1080p y 720p de rango dinámico ampliado. Cada versión incorpora tres modelos diferentes: un minidomo para interior, un minidomo antivandálico y una cámara convencional.

Una de las ventajas clave de las nuevas cámaras IP es su sistema de escaneo progresivo, que ofrece mayores detalles para los objetos en movimiento, como las caras y matrículas de vehículos. Asimismo, la transmisión flujo dual permite configurar cada transmisión de vídeo con una resolución independiente, mientras que la reducción digital de ruido (DNR) se traduce en un importante ahorro de almacenamiento sin sacrificar la calidad de imagen en los casos de baja luminosidad. Las cámaras también se pueden integrar completamente con las gamas Maxpro NVR SE y XE 2.0 de Honeywell para ofrecer un eficaz sistema IP únicamente de productos Honeywell.

La alta resolución de las cámaras de 1080p permiten a los operadores aplicar el zoom digital para lograr un nivel de detalle superior y cubrir casi tres veces el área horizontal en comparación con las cámaras analógicas estándar, lo que reduce potencialmente el número de cámaras necesarias para supervisar un espacio fijo y reduce los costes. El elevado nivel de detalle y la capacidad de resaltar pequeños detalles, como rasgos faciales, de las cámaras 1080p las hace aptas para instalaciones que requieren Imágenes de gran detalle y definición.

Las cámaras de 720p utilizan tecnología de rango dinámico ampliado para mejorar la visibilidad de la imagen incluso en entornos de alto contraste en los que los objetos son difíciles de identificar debido a sombras o a contraluces. Esto permite que el personal de seguridad identifique a sujetos en entornos difíciles como zonas con importante iluminación posterior , cambios abruptos en la iluminación, o bien cuando se mira desde una zona bien iluminada a otra más oscura. Esta tecnología ofrece vídeo con una exposición casi perfecta en las condiciones de iluminación más difíciles, lo que permite al operador ver los eventos grabados de forma más clara y utilizarlos como prueba o para fundamentar las decisiones.

Mark Openshaw, director de productos en Honeywell Security Group EMEA, ha indicado que “el uso satisfactorio de la tecnología IP con el fin de mejorar la calidad, el detalle y la resolución de la grabación de vídeo, en especial en entornos difíciles, es una preocupación constante para los fabricantes de seguridad. Ayudar a los instaladores y a los usuarios finales a supervisar áreas más amplias y utilizar las secuencias de vídeo de forma más eficaz es lo que impulsa la evolución y la demanda de las soluciones IP.”


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 23 May, 2012
• Sección: Seguridad