Una moderna instalación de videovigilancia suministrada por la empresa Mobotix AG, proveedor de sistemas de seguridad de video de alta resolución basados en redes, se encargará de la seguridad en el estadio ucraniano Donbass Arena de la ciudad de Donezk, certificado por la UEFA y que acogerá varios partidos durante el Campeonato de Europa de Fútbol de 2012.

La empresa alemana Mobotix ha sido elegida para garantizar la seguridad del estadio Donbass Arena de la ciudad de Donezk (Ucrania), que acogerá varios partidos de la Eurocopa 2012: 3 partidos de la primera ronda, uno de cuartos de final y una semifinal. Los demás partidos son en Polonia. Para garantizar la seguridad hay que tener en cuenta un punto decisivo: se necesita aproximadamente una hora para que los 51.504 espectadores ocupen sus plazas y sólo 8 minutos para evacuar por completo el estadio totalmente lleno en caso de emergencia. De este modo, se dispone de 560 cámaras Mobotix, que cuentan con el apoyo de 58 cámaras Bosch PTZ para ofrecer una visión completa del Donbass Arena.

Para completar la seguridad, la instalación de vídeo tiene varias funciones que cumplir. Por un lado, debe permitir la identificación de todas las personas en el momento de entrada, permanencia y salida del estadio. Por otro, sirve para vigilar y controlar la afluencia de visitantes en los puntos más importantes como las entradas y las salidas, los accesos a la tribuna o el parque. Otros lugares clave con cámaras instaladas son, por ejemplo, los restaurantes, las superficies de aparcamiento o la tienda de artículos para aficionados.

Sergey Burgela, jefe de Seguridad del Donbass Arena, ha explicado: “Nos hemos decidido por las cámaras de Mobotix a raíz de las numerosas características tan convincentes. Me gustaría destacar la calidad de imagen. Puedo ampliar la imagen de una persona conflictiva y recibo inmediatamente una fotografía detallada de su rostro, que se envía inmediatamente a la policía para que pueda realizar una identificación. Las cámaras tienen un efecto disuasorio y permiten al personal de seguridad reprender o expulsar a dichas personas antes del comienzo del partido. Además, el sistema de videovigilancia de seguridad ayuda, en caso de que se produzca un incidente no deseado, a identificar posteriormente a los implicados y los causantes, realizando así un gran trabajo de esclarecimiento”.

Las cámaras equipadas con sensores de 3,1 megapíxeles no sólo proporcionan imágenes especialmente nítidas, sino que también permiten visualizar áreas mayores que las cámaras con menor resolución. “La oferta de Mobotix prevé menos cámaras que las propuestas de otros fabricantes”, ha agregado Burgela. A ello se le añade el hecho de que puede utilizarse la infraestructura de TI ya existente. Las 528 cámaras se alimentan con corriente mediante switches PoE y están conectadas a la mayor red instalada en Ucrania, que cuenta con más de 6.000 puertos.

Resistente a la intemperie

El funcionamiento de noche y al aire libre exige una serie de requisitos. También en este caso, el tipo de construcción resistente a la intemperie y la ausencia de componentes mecánicos hablan a favor de los productos procedentes de Langmeil. No necesitan calefacción ni refrigeración y, por tanto, requieren muy poco mantenimiento. Dotadas de dos sensores independientes de alta resolución, uno para la toma de imágenes en color de día y otro especialmente sensible para la toma de imágenes en blanco y negro de noche, las cámaras proporcionan imágenes de gran valor informativo durante todo el día. La técnica única sin partes móviles DualNight funciona de forma fiable y garantiza una sensibilidad extrema. La potente iluminación del estadio, que hace brillar el Donbass Arena como un diamante por las noches, requiere sensores con protección frente a contraluz como los que utilizan las cámaras Mobotix.

Solución con grabación descentralizada de fácil instalación

Evgeniy Konovalenko, técnico responsable del área de seguridad del estadio, ha aclarado: “El concepto descentralizado me ha convencido especialmente”. El tratamiento de imágenes y el control de incidentes se realiza en las propias cámaras. De este modo, no sólo se descarga la red, sino que todo puede tener lugar a la vez: Envío de la imagen en vivo, grabación y búsqueda de eventos. “Transmitimos las imágenes en directo a los monitores de 42 pulgadas de cuatro puestos de trabajo y, además, existen otros dos monitores de 19 pulgadas para buscar en el archivo”, ha añadido Konovalenko.

Software incluido

“En cada una de las pantallas trabajamos con MxControlCenter. El programa es muy cómodo de utilizar para el personal de seguridad gracias a su fácil manejo”, ha apuntado Burgela. La particularidad: Mobotix suministra el software sin coste alguno y las actualizaciones pueden descargarse cómodamente por Internet. El sistema de gestión de vídeo IP profesional es compatible con la tecnología de grabación descentralizada de las cámaras, que requiere aprox. una décima parte del número de servidores habituales.

Por este motivo, para la grabación de un vídeo de megapíxeles de alta resolución con 100 cámaras se necesitan únicamente tres servidores. “Éste es otro de los aspectos centrales que nos ha hecho decidirnos por Mobotix”, ha añadido el técnico. Gracias a su carácter económico y su sencillez, la solución Mobotix es una solución a medida para grandes instalaciones como estadios. Normalmente una instalación con unas 100 cámaras de alta resolución sin “inteligencia” integrada necesita entre 20 y 25 servidores.


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 7 Jun, 2012
• Sección: Seguridad