La gente del Flexible Display Center de la Universidad de Arizona ha anunciado que han fabricado con éxito el prototipo de pantalla flexible OLED a color más grande del mundo. Se trata de una pantalla de 7,4 pulgadas creada a partir de TFT.

Flexible y táctil. Esas son las características más importantes de la nueva pantalla OLED en color de 7,4 pulgadas desarrollada en el Flexible Display Center de la Universidad Estatal de Arizona en colaboración con el Army Research Labs del ejército de los Estados Unidos usando tecnología de transistor de película delgada (TFT). La nueva pantalla flexible OLED a color -la más grande del mundo- cumple con un objetivo fundamental establecido por el Departamento de Defensa de EE.UU. para avanzar en el desarrollo de pantallas OLED flexibles para su uso en dispositivos delgados y ligeros, que puedan doblarse y sufrir golpes sin romperse.

Lo más interesante de la pantalla es que puede enrollarse como un papel, y también cuenta con tecnología E-Ink Corp que permite realizar todo tipo de gestiones desde la misma pantalla. Se puede escribir, guardar información y eliminar cualquier dato que ya no necesitemos. De momento, el proyecto de la Universidad de Arizona se empezará a aplicar en el campo militar dentro de 18 meses.

Nick Colaneri, director del Flexible Display Center, ha señalado: “Este es un avance significativo para la fabricación de tecnología de pantalla flexible. Proporciona un camino realista hacia adelante para la producción de pantallas OLED a todo color flexibles de alto rendimiento, acelerando la comercialización de la tecnología en el proceso.”


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 8 Jun, 2012
• Sección: Display