Chatham Area Transit, la agencia de transporte de Savannah, en el Estado de Georgia (EE.UU.), ha adjudicado a la multinacional española Indra la implantación de un Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) para su flota de autobuses y vehículos adaptados que mejorará la eficiencia, la seguridad y la calidad del servicio de transporte y permitirá gestionar bajo demanda las solicitudes de viajes de las personas con discapacidad.

Indra se ha adjudicado un contrato para implantar la tecnología más avanzada de gestión del transporte público en la ciudad de Savannah en Georgia, Estados Unidos. El contrato, adjudicado por Chatham Area Transit, la agencia de transporte público de la ciudad, tiene un importe de 1,7 millones de dólares y un plazo de ejecución de un año. Indra implantará su Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) para el control de la flota de 80 autobuses y 29 vehículos adaptados para el uso de personas con discapacidad (Paratransit). La solución comprende los subsistemas de información al viajero, gestión de flotas, conteo de pasajeros y videovigilancia embarcada, entre otros. Además, permite integrar otros muchos subsistemas, que en el caso de Savannah serán, inicialmente, el sistema de ticketing y el sistema de monitorización de los vehículos (Vehicle Health Monitoring).

Como novedad, la solución incluye un módulo de gestión bajo demanda que permite planificar las rutas en función de las solicitudes de transporte. En Savannah esta aplicación se utilizará para facilitar la movilidad a las personas con discapacidad, ofreciendo el mejor servicio y con la mayor eficacia. Así, una persona con problemas de movilidad podrá solicitar un viaje con antelación y el sistema gestionará la petición de forma óptima, cumpliendo con la solicitud y planificando, por ejemplo, un trayecto compartido por varios viajeros.

Según el director ejecutivo de Chatham Area Transit Authority, Chadwick Reese, “la solución de Indra permitirá a CAT situarse a la vanguardia de los sistemas inteligentes de transporte, mejorar la experiencia de nuestros pasajeros, aumentar el rendimiento operativo y reducir los costes, a través de la implantación de su potente back-office y de su equipo de abordo totalmente integrado”.

Por su parte, José Antonio Francés, director del mercado de Transporte Terrestre de Indra, ha apuntado que “el SAE permitirá mejorar la gestión, la calidad del servicio y la información ofrecida a los viajeros, así como el conocimiento de la demanda”.

Tecnología inteligente para la gestión en tiempo real

La tecnología SAE cuenta con tres pilares básicos: el equipo embarcado de gestión, control y localización basado en GPS; la infraestructura de comunicaciones móviles, con tecnología GPRS y 3G; y el centro de control, donde se realiza el seguimiento y control del servicio, mediante sistemas de información geográfica (GIS). Estas tecnologías permiten conocer en todo momento dónde se encuentra cada vehículo de la flota y tomar decisiones en tiempo real en caso de incidentes, necesidad de refuerzos, o cualquier desviación del servicio planificado. La solución también genera informes y gráficos para facilitar la supervisión del servicio y la medición de los parámetros de calidad del mismo, con el fin de ajustarlo mejor a la demanda real de los ciudadanos.

Gracias al sistema de información a usuarios, las personas que utilicen los autobuses públicos en Savannah podrán conocer las siguientes paradas, los enlaces con otras líneas, posibles incidencias o los tiempos estimados de llegada de los autobuses por múltiples canales, desde los paneles informativos de última generación y quioscos disponibles en el futuro intercambiador de la ciudad y en las paradas principales, hasta vía on line o a través de sus smartphones.

Mayor seguridad gracias a la videovigilancia

El sistema de videovigilancia embarcada estará completamente integrado con el SAE y permitirá grabar, transmitir y visualizar imágenes en tiempo real. Cada vehículo estará dotado con varias cámaras para ofrecer la mayor seguridad y ayudar a combatir los posibles casos de agresión o de vandalismo sobre cristales o asientos. La cámara denominada “el ojo del conductor” enfocará hacia la calle para ver lo mismo que ve el conductor, lo que supondrá una gran ayuda de cara a las auditorías que se producen en caso de accidente, así como para conocer el estado del tráfico o posibles incidentes en tiempo real desde el centro de control.

El sistema de videovigilancia se implantará inicialmente en cinco autobuses, que servirán de proyecto piloto durante la fase de implantación del SAE y posteriormente, se equipará el resto de la flota.

En cuanto al sistema de conteo de viajeros, basado en circuito cerrado de televisión (CCTV), registrará el número de pasajeros tanto en subida como en bajada y hará posible conocer la ocupación para evitar sobrepasar el aforo máximo permitido, solicitar vehículos de refuerzo en picos de demanda o realizar estudios de movilidad.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 20 Jul, 2012
• Sección: Seguridad

game of thrones slot review http://gameofthronesslotgame.com/