Cada 25 de julio se celebra la fiesta mayor de Galicia, que tiene como principal escenario su capital, Santiago de Compostela, y como símbolo, la catedral compostelana. Este año se ha realizado un espectáculo visual que ha dado vida a la ciudad uniendo luz, música, imágenes y fuegos artificiales en una exhibición que “quemó” de forma virtual la fachada de la catedral.

Una docena de proyectores de 300.000 lúmenes, 60.000 watios de sonido, un equipo de más de cien personas y las últimas tecnologías en 4D acompañaron la pasada noche, durante 30 minutos, a las miles de personas que se dejaron seducir en el Obradoiro por un despliegue de luz, música e imágenes en la festividad del Apóstol, el día grande de la ciudad de Santiago de Compostela. El especáculo visual pretendía evocar la sensación de que las torres de la catedral de Santiago bailaban al son de la música, como si estuvieran vivas.

Este proyecto, desarrollado por la empresa General de Producciones y Diseño (GPD), ha empleado las técnicas del mapping y el warping, con lo que la fachada de la catedral se fundía con la imagen formando un todo, lleno de dinamismo y movimiento. El objetivo era que la catedral tenga vida propia, que se acerque al espectador, conviviendo con él, abriendo sus puertas y ventanas y permitiendo al espectador penetrar en su interior. “Superarnos en esta festividad del Apóstol ha sido un reto, pero estábamos seguros de que no íbamos a defraudar”, contó a EFE Javier Sánchez, director de esta exhibición, en la que la Catedral de Santiago de Compostela se ha derrumbado, han girado sus torres, y se ha quemado “virtualmente” la fachada gótica.

“Queríamos lanzar una pregunta al público, ¿qué ocurriría si el edificio -el templo- no existiera?”, desveló Sánchez, satisfecho porque el respetable se haya quedado con la boca abierta, al ver cómo los efectos especiales y la técnica del ‘mapping’ conseguían que se desplomase la basílica ante sus ojos con una facilidad pasmosa.

El guión de esta edición, que trataba sobre la dureza y las emociones del Camino de Santiago, contó, como novedad, con una grabación en la que el actor Samuel Blanco se encargaba de dar vida en esta proyección a Paio, el descubridor del sepulcro del Apóstol, y de introducir y dar continuidad a las distintas historias contenidas en el guión, que este año ha girado en torno a la dureza y las emociones del Camino.

El desplome de la Catedral o la recreación “virtual” de la quema de la fachada fueron momentos realmente impactantes que quedarán en la retina de las más de 6.000 personas que se acercaron al Obradoiro a disfrutar de esta combinación perfecta luz, música, imágenes y fuegos artificiales.

Imagen de previsualización de YouTube


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 25 Jul, 2012
• Sección: Proyección

game of thrones slot review http://gameofthronesslotgame.com/