La Torre Agbar de Barcelona ha celebrado con una iluminación especial la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres, a la vez que ha recordado el 20º aniversario de la celebración de las Olimpiadas de Barcelona 92.

Uno de los edificios más representativos del skyline de Barcelona, la Torre Agbar, ha mostrado una iluminación especial para conmemorar la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres y para recordar los 20 años de la celebración de los de Barcelona en 1992.

Para celebrar ambas inauguraciones, la sede corporativa de Agbar ha exhibido, coincidiendo con la ceremonia de inauguración de los Juegos de Londres 2012, una iluminación especial en la que los cinco anillos olímpicos se intercalaban con el movimiento de un atleta llevando la antorcha olímpica y con un mensaje conmemorativo que hacía referencia a Barcelona 92 y Londres 2012.

La Torre Agbar, sede central de la compañía que le da el nombre, tiene una altura de 142 metros y dispone de 31 plantas diáfanas, sin columnas, cada una con una altura libre de 2,60 metros, y la superficie total del edificio es de 39.000 metros cuadrados. Tiene 4.500 ventanas en todo el perímetro de la fachada que pueden ser iluminadas por el mismo número de luminarias, mediante un sistema LED.

Con esta inicitativa, la Torre Agbar sigue con su calendario de iluminaciones singulares que quiere ofrecer a la ciudadanía de Barcelona y que coinciden con fechas significativas. La próxima será el 24 de septiembre, para las fiestas de la Mercè.


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 30 Jul, 2012
• Sección: Iluminación