El arte también forma parte de la publicidad, como se pone de manifiesto en el aeropuerto Changi de Singapur, donde se ha creado una instalación de arte cinético llamada ‘Kinetic Rain’ creada por el estudio de diseño alemán ART+COM.

Con la colaboración de la agencia de diseño y tecnología digital ART+COM, el aeropuerto Changi de Singapur ha implantado una instalación de arte cinético en la Terminal 1. La escultura , llamada ‘Kinetic Rain’, está ubicada en las escaleras de salida de la terminal y se compone de dos segmentos que utilizan 1.216 gotas de aluminio recubiertas de bronce. La instalación ocupa 75 metros cuadros de superficie y 7,3 metros de altura y está compuesta por dos secciones que contienen 608 gotas cada una.

Cada gota está unida por un cable de acero a los motores ocultos en el techo. Las gotas se mueven con precisión, de arriba a abajo, siguiendo unos patrones controlados por un software especial. Las gotas siguen una coreografía de 15 minutos, en la cual los dos segmentos se mueven al unísono, como complemento y a veces respondiéndose el uno al otro, para formar figuras como una aeroplano, un globo o un cometa, para representar la belleza y armonía con que se mueven en el aire.

Adicionalmente a este espectáculo, el aeropuerto ha instalado unas luces en la parte inferior para hacer un juego de sombras en el techo con sus movimientos conforme iluminan las gotas. La implementación técnica ha corrido a cargo de MKT, Olching.


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 14 Ago, 2012
• Sección: Publicidad dinámica