El fabricante de soluciones de networking D-Link ha sacado al mercado el punto de acceso de exterior DAP-3690, que ofrece máximas prestaciones bajo condiciones climatológicas extremas y es el primer dispositivo de su clase de la compañía taiwanesa que cumple con la exigente certificación IP67, añadiendo PoE y soporte Wireless N Dual Band concurrente.

D-Link ha actualizado su gama de puntos de acceso con la presentación del DAP-3690, una solución diseñada para ofrecer altas velocidades de conexión en exteriores con climatología adversa gracias a su certificación IP67. Así, resulta ideal para instalar en zonas industriales, recintos feriales, campus escolares, aeropuertos, campos de golf, puertos y otros lugares situados al aire libre.

El punto de acceso DAP-3690 Wireless N de D-Link, con DualBand y tecnología PoE (Power Over Ethernet) permite a las empresas implementar una red inalámbrica altamente gestionable, de elevadas prestaciones y con sólidas y avanzadas funcionalidades. Cumple el estándar IP67, lo que significa que su funcionamiento está garantizado incluso condiciones climáticas extremas: temperaturas de -40 a 60 ° C, mientras que resiste la inmersión en agua a 1 metro durante 30 minutos. El DAP-3690 integra un eficaz sistema de calefacción con sensores de temperatura para asegurar su óptimo funcionamiento en temperaturas gélidas. Posee diversas opciones de montaje, ya sea en paredes, techos o postes y, gracias a la tecnología Power Over Ethernet (PoE), permite su instalación en diferentes áreas, aun cuando no haya disponibles tomas de corriente cercanas.

Gracias a su potencia y versatilidad, el DAP-3690 ofrece el más alto rendimiento del mercado para este tipo de soluciones empresariales. Soporta los últimos estándares de redes como Wireless N, y su tecnología DualBand concurrente (2.4 GHz y 5 GHz) permite obtener el mejor rendimiento conectando dispositivos a la menos congestionada banda de 5 GHz. Sus cuatro antenas desmontables proporcionan una cobertura amplia y estable.

Además, funcionalidades como el balanceo de carga optimizan automáticamente el alto volumen de tráfico de la red, mientras que QoS (Quality of Service) hace de este dispositivo un punto de acceso ideal para aplicaciones de audio, vídeo y voz, proporcionando ajustes de priorización personalizables para gestionar automáticamente el tráfico. Posee soporte SSID múltiple (16) y VLAN, que permiten a los administradores segmentar la red y controlar el acceso a los recursos de la misma.

Para mayor flexibilidad, el DAP-3690 dispone de cuatro modos de funcionamiento: Access Point (AP), Wireless Client, Wireless Distribution System (WDS) y Wireless Distribution System con Access Point (WDS+AP) lo que permite desplegarlo en multitud de entornos de red. Los administradores de red disponen de un completo abanico de herramientas de gestión como “D-Link AP Manager II”, “AP Array” y la plataforma “D-View”. Para la gestión en remoto, el DAP-3690 dispone de una intuitiva interfaz web (Web GUI). Del mismo modo, los administradores de red tienen múltiples opciones para proteger y administrar el DAP-3690. Soporta las funciones de seguridad más recientes como WPA2 (802.11i), MAC Adress Filtering y Rogue AP Detection, entre otras.


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 10 Sep, 2012
• Sección: Redes