Los pasados días 2 y 3 de octubre la ciudad de Múnich acogió la celebración de la Fiesta Nacional de Alemania, el ‘Tag der Deutschen Einheit’ o Día de la Reunificación Alemana, que conmemora el aniversario de la reunificación del país teutón desde 1990. Para suministrar el audio a un acontecimiento tan señalado, se eligió una consola de mezclas digitales Yamaha CL5.

Cada año, una ciudad alemana acoge una gran celebración para conmemorar los trascendentales acontecimientos acaecidos en noviembre de 1989, cuando comenzó el proceso que trajo consigo la caída del Muro de Berlín y la reunificación de Alemania. Este año, la ciudad bávara de Munich fue la anfitriona de este evento y se contrató un sistema Yamaha CL5 para ofrecer un sonido de alta calidad a lo largo de un área extensa.

El festival ‘Tag der Deutschen Einheit’ (Día de la Reunificación Alemana) de dos días de duración acogió una serie de eventos a lo largo de 1,3 kilometros de la calle Ludwigstrasse en los que más de 400.000 personas pudieron disfrutar de una amplia gama de entretenimiento. El tamaño de este espacio implicaba que la instalación de un sistema de audio adecuado suponía un gran desafío.

El especialista en audio Neumann & Müller fue el encargado de la gestión de los requisitos de sonido de la localización y, como uno de los primeros en invertir en la serie CL de Yamaha y de haberlo utilizado con mucho éxito en los partidos de la Eurocopa 2012 de este verano, el director de proyectos de esta empresa alemana, Johannes Pippig, sabía que podía proporcionar la cobertura y la versatilidad necesarias de una manera directa.

“Hemos tenido que proporcionar una cobertura continua, tanto para anuncios de forma segura como para el gran evento de clausura. Cubrir el sonido en una calle con una longitud de 1,3 km fue un reto, pero el uso de un sistema CL con una red Dante lo hizo mucho más sencillo que con cualquier otro sistema”, ha señalado Pippig.

Tecnología de red Dante

Se instalaron 2 redes Dante con conmutadores Gigabit a lo largo de toda la calle Ludwigstrasse (el segundo sólo para la redundancia completa). Asimismo, se distribuyeron 6 unidades I/O Yamaha Rio3224-D a lo largo de la red, que tomaba las entradas de micrófono y de línea de nueve plataformas de rendimiento separadas e incluía etapas en cada extremo de la Ludwigstrasse.

Todas las señales se enviaban a través de la red Dante a una única consola digital CL5, con las mezclas enviadas a un total de 19 arrays de altavoces separados a través de las unidades Rio. Con éstos posicionados a lo largo de la Ludwigstrasse, esto significaba que los feeds PA podían hacerse utilizando cableado análogo desde la unidad I/O más cercana, pero sin problemas de ruido. Los Rios también se utilizaron para enviar el audio a los sistemas de monitoreo en oreja alámbricos e inalámbricos utilizados por todos los actores.

“Operativamente, la combinación de la serie CL y Dante fue fantástica. Utilizamos el controlador Dante para configurar el sistema, que reconocía los dispositivos de Yamaha al instante. Después de crear la red, funcionó perfectamente y de forma completamente discreta. El único problema importante que tuvimos con la configuración del sistema fue tener que mantener todas las vías de evacuación, accesos laterales y otras vías despejadas. Logramos esto mediante el uso de puentes de cables y funcionó muy bien”, ha añadido Pippig.

Combinación de audio, video y luces

Además de actuaciones en vivo de la banda de rock Karat y otros artistas, el espectáculo multimedia de 40 minutos que cerró el ‘Tag der Deutschen Einheit’ contó con pirotecnia, láser, iluminación y proyecciones de video en ocho lugares diferentes, todas gestionadas por un sistema Watchout de Dataton, que también suministró la reproducción de audio y la voz en off ‘voz de dios’ pregrabada para el rendimiento de la consola CL5. Uno de los problemas con la mezcla de la producción fue tener una posición de mezcla única para lo que era en realidad una larga etapa de 1,3 kilometros. Aquí, la ‘vieja tecnología’ interconectaba a la perfección con la ‘nueva tecnología’ para proporcionar una solución eficaz.

“La CL5 se encontraba en el segundo piso de uno de los edificios que bordean la Ludwigstrasse y no podíamos oír lo suficientemente bien todos los sistemas PA para hacer una buena mezcla. Pero era la única posición posible en la que podíamos ver un razonable trecho de la calle. Nuestro plan original era tener un número de puntos de acceso Wi-Fi y utilizar la aplicación para iPad StageMix para controlar la CL5. El problema con esto fue que el ingeniero de mezcla y yo tendríamos que haber estado en varios lugares al mismo tiempo. Por ello, colocamos a técnicos de audio en varios lugares a lo largo de la calle, que estaban en contacto por radio con nosotros en la consola. En realidad, esto funcionó muy bien y nos quedamos muy contentos con lo que logramos”, ha agregado Pippig.

En general, el festival fue un gran éxito y, al ser el primero en contar con un sistema CL de Yamaha, Pippig estaba muy impresionado con la diferencia que implicó. “En un evento con una gran área a cubrir, el sistema fue una solución muy práctica, fácil y fiable. Todo funcionó perfectamente durante todo el evento y esperamos superar con él los desafíos a gran escala en el futuro”, concluye.


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 20 Nov, 2012
• Sección: Audio