El proyector LED HD de bolsillo Qumi Q5 de Vivitek Corporation ha sido seleccionado para actualizar la exposición del York Castle Museum, el museo del castillo de York (Inglaterra) en el que se utilizan los proyectores para mostrar figuras de tamaño natural de los prisioneros que estuvieron allí encerrados y que les cuentan a los visitantes su experiencia de cautiverio.

York Castle MuseumCuando el York Castle Museum, un museo sobre la vida cotidiana en el siglo XVIII en la antigua prisión de los deudores y la antigua cárcel de mujeres situado en el castillo de York (Inglaterra), necesitaba una nueva solución AV para su exhibición interactiva, el nuevo proyector LED HD Qumi Q5 de Vivitek, de apenas 16 cm. y distribuido en España por Charmex Internacional, resultó ser la solución perfecta. Dentro de las paredes de las celdas de la cárcel del castillo hay interesantes historias que contar, ya que muchas de ellas alojaron a conocidos reclusos, como el salteador de caminos ‘Dick’ Turpin, que estuvo prisionero en la cárcel de York antes de su ejecución en 1739.

A fin de trasladar a los visitantes estas fascinantes historias, el museo utiliza equipos audiovisuales para proyectar un video de tamaño natural de los presos que hablan de su vida en las celdas. Sin embargo, después de un uso prolongado, los anteriores proyectores sufrían de una calidad de imagen degradada y fallos intermitentes y así, la empresa de mantenimiento electrónico RadTronix buscó una solución de reemplazo adecuada para el museo.

John Nowell, de RadTronix, ha explicado: “Los proyectores que el museo estaba usando eran unidades LED de 150 ANSI lúmenes y después de investigar el mercado de los proyectores LED me puse en contacto con Vivitek UK para solicitar una prueba de su proyector Qumi Q2, aunque nos quedamos encantados cuando nos sugirieron el nuevo Qumi Q5 para la instalación”.

Los proyectores están montados en una caja a medida y son alimentados por un reproductor multimedia que en la mayoría de los casos son accionados por un sensor de infrarrojos. La fuente AV se conecta a la entrada de vídeo compuesto y se establece en automático minimizando la necesidad de intervención por parte del personal del museo.

“Después de una prueba exitosa, el museo acordó la compra de 10 proyectores Qumi Q5. El Q5 es una gran solución para el York Castle Museum, ya que encaja con sus necesidades perfectamente. Los agujeros de montaje que se utilizan normalmente para montar la batería portátil en las celdas eran perfectos para montar el proyector en su estuche protector. El proyector también cuenta con una gran garantía de la fuente de luz LED, además de ser pequeño y versátil”, continúa John Nowell. “En general estoy encantado con el rendimiento del Qumi Q5”.


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 19 Dic, 2012
• Sección: Infraestructuras, Proyección, Simulación