Un acelerómetro, un giroscopio y un transmisor inalámbrico con antena logran que las populares botellas de Heineken puedan interactuar entre ellas.

Coincidiendo con la Semana de la Moda de Milán, Heineken ha presentado el curioso proyecto Ignite. La cervecera holandesa pretende con él crear una botella inteligente e interactiva gracias a unos sensores con ocho luces LEDs que se activan con el movimiento.

Un acelerómetro, un giroscopio y un transmisor inalámbrico con antena logran así que las populares botellas verdes cobren vida.

Las luces se iluminan según nuestros movimientos con un patrón preestablecido. De esta forma, si chocamos dos botellas en forma de brindis las luces parpadean rápidamente, cuando bebemos las luces parpadean según nuestro ritmo cardíaco, otra de las opciones más curiosas es que tiene un sensor que se sincroniza con la música que esta sonando, dando como resultado todo un espectáculo al sol de la música en una sala con muchos consumidores.

Imagen de previsualización de YouTube


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.


Por • 16 Abr, 2013
• Sección: Casos de estudio, Publicidad dinámica

game of thrones slot review http://gameofthronesslotgame.com/