La reunión anual de premios Nobel de Lindau (Alemania) ha contado con la tecnología de Sennheiser para los sistemas de megafonía que se instalaron en las diferentes ubicaciones donde tuvieron lugar las conferencias, debates y celebraciones.

Sennheiser en el Lindau Nobel Laureate Meeting

A orillas del lago Constanza, en la localidad bávara de Lindau, se reúnen, desde 1951 los galardonados con los premios Nobel. Este año, del 30 de junio al 5 de julio, se han dado cita 34 ganadores de estos galardones y más de 600 estudiantes de grado y de posgrado de 78 países. La química aplicada a la sostenibilidad y la energía verde han sido los temas centrales de un encuentro, que este año cumple su 63ª edición.

Conferencias, debates y clases magistrales con investigadores de gran experiencia han sido los eventos que se han organizado con motivo del Lindau Nobel Laureate Meeting y que se han celebrado en diversas ubicaciones, desde el ayuntamiento del distrito hasta el teatro de la ciudad.

La firma Baas Film ha sido la encargada de proporcionar el apoyo y equipo de medios. “Montamos un escenario de eventos y otro equipo en Lindau Inselhalle. Sin embargo, lo que resultó especialmente exigente desde el punto de vista técnico fue proporcionar el equipo de medios y apoyo a las diversas sedes de eventos descentralizadas, en especial en relación al equipo de fotografía, sonido y vídeo”, explica Mihály Baas, director general de la compañía.

Para los sistemas de megafonía móviles se utilizaron cuatro altavoces LSP 500 Pro de Sennheiser, a menudo en modo maestro/esclavo. El altavoz principal estaba equipado con dos receptores Sennheiser EM 300 G3 con capacidad de conexión a una red, controlados a través de una aplicación de iPad para el sistema de megafonía. También se instaló un transmisor SR 300 IEM G3 de Sennheiser en la ranura superior del altavoz principal. Las señales de voz se suministraron mediante transmisores portátiles SKM 500-935/965 G3 Evolution y transmisores de bolsillo SK 300/500 G3.

Uno de los usos que se dio al LSP 500 Pro fue para transmitir el discurso de bienvenida de la recepción en los jardines del Hotel Bad Schachen. “La función de inclinación integrada nos permitió colocar el LSP 500 Pro en una terraza alta y, aún así, poder dirigirnos uniformemente a toda la audiencia que había abajo, con un nivel de nitidez de sonido excepcional”, comentó Mihály Baas. Además de la transmisión de la voz, los altavoces también se emplearon para reproducir música. En la presentación de la medioteca de Lindau, se utilizó un ordenador portátil para el sonido.

La operatividad de los sistemas LSP 500 Pro cumplieron las expectativas requieridad para el evento, tanto por funcionalidad, calidad como por autonomía, tal y como explica Mihály Baas. “Estuvieron operativos el día y, aunque los hicimos funcionar durante unas dos horas sin una fuente de alimentación externa, el indicador de la batería aún mostraba un 60% de capacidad. Algunas de las características más útiles son la pantalla digital independiente y el fácil acceso a las baterías para su sustitución. El sonido también es bueno: los graves son potentes y toda la imagen sonora está bien equilibrada”.

Sennheiser LLSP 500 PRO

Una solución completa

El altavoz LSP 500 Pro está diseñado con un revestimiento de poliuretano resistente a impactos que protege de daños incluso en las condiciones más duras. Si es necesario, la carcasa, con un acabado negro mate ,puede encapsularse en una cubierta elástica blanca y dispone de bolsas de transporte con ruedas fabricadas a la medida. El cable de la red eléctrica, una cubierta protectora impermeable y otros accesorios se almacenan en un compartimento en la parte superior de la carcasa, que también incluye un asa de transporte con diseño ergonómico.

Un woofer de 8 pulgadas y un motor de agudos de ¾ de pulgada montado en una bocina con un patrón de dispersión de 80 x 60 grados, aseguran su sonido. La respuesta de frecuencia abarca de 65 Hz a 18 kHz (-10 dB).

Los dos altavoces están alimentados por separado por módulos de etapa de salida de Clase D con salidas de potencia de 120 W en pico y 55 W en continua. La alimentación se puede suministrar a través de un cable de red eléctrica de baja potencia o de forma inalámbrica, lo que es posible gracias a sus dos baterías recargables integradas.

Estas baterías de iones de litio (LBA 500 de Sennheiser) son fáciles de extraer de sus ranuras y se pueden intercambiar en caliente, lo que quiere decir que se pueden sustituir sin necesidad de interrumpir el funcionamiento del altavoz. Tan pronto como el estado de carga de una batería alcanza un nivel bajo, la segunda batería toma el control automáticamente. El tiempo de funcionamiento con las baterías varía según cómo se use el LSP 500 PRO. Con baterías totalmente cargadas se puede conseguir hasta ocho horas de funcionamiento continuo. Las baterías se pueden recargar externamente con un cargador estándar para baterías recargables NP-1.

Mesa de mezclas integrada

El equipo del LSP 500 Pro incluye una mesa de mezclas integrada de 7 canales que puede procesar diferentes tipos de señal. La entrada de la música se realiza a través de dos tomas RCA analógicas. Una entrada de micrófono/línea con alimentación phantom conmutable también está disponible en la parte trasera del altavoz.

Se utiliza un puerto USB para la entrada de datos de audio digital, que, con una configuración adecuada, también se puede usar como una salida de grabación digital para la grabación en un medio USB, una solución extremadamente práctica no sólo para grabar conferencias.

La reproducción de música de manera inalámbrica es posible gracias a Bluetooth (por ejemplo, desde un teléfono móvil). Se emplea cifrado WPA2 para el funcionamiento WLAN. Se pueden usar tres ranuras para conectar los transmisores evolution G3 (máx. 1 de 3) y receptores (máx. 3 de 3) de Sennheiser en un formato de 9,5 pulgadas.

El mezclador integrado tiene algoritmos DSP que incluyen una combinación de compresor/limitador que puede dar forma al sonido y evitar problemas de direccionalidad. Es posible colocar un ecualizador semi-paramétrico en todas las entradas y salidas.

Una útil función es la posibilidad de retrasar las señales de salida para compensar líneas de retardo en configuraciones de altavoces distribuidos. Si los altavoces distribuidos no se pueden conectar de forma inalámbrica, se pueden cablear utilizando la salida combinada Link Out. Esta salida tiene un filtro conmutable de paso bajo que permite conectar un subwoofer externo según sea necesario sin necesidad de otros dispositivos periféricos. También dispone de una salida de línea estéreo (2 RCA).

Control con iPad

Una aplicación de iPad permite su control de forma sencilla y sirve para administrar hasta 20 altavoces, lo que supone un ahorro de trabajo. Se pueden realizar ajustes para altavoces individuales o para varios altavoces a la vez. Sin la aplicación, el LSP 500 Pro es muy fácil de operar. Una pantalla OLED de alto contraste con una estructura de menús sencilla y asignación de funciones variable de los elementos de control en la pantalla garantiza una claridad óptima del sistema de control.

Sistema de audio

  • El equipo de sonido de Sennheiser que se utilizó en la edición 63 del Lindau Nobel Laureate Meeting estaba integrado por: Cuatro altavoces LSP 500 Pro para el sistema de megafonía
  • Receptores EM 300 G3 con transmisores portátiles SKM 500-935/965 G3 y transmisores de bolsillo SK 300/500 G3
  • Transmisores SR 300 IEM G3 con EK 300 IEM G3 para el control inalámbrico

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 24 Oct, 2013
• Sección: Audio, Casos de estudio, Control, Eventos