Los acuartelamientos del Ejército de Tierra español contarán con siete nuevos simuladores Victrix de Indra para realizar sus entrenamientos. Este sistema integra un entorno táctico inteligente que recrea virtualmente, en una gran pantalla, situaciones a las que normalmente se enfrentan los efectivos que participan en misiones internacionales.

Simulador virtual Indra Victrix

El Ministerio de Defensa ha adjudicado a Indra un contrato para suministrar siete nuevos simuladores de tiro Victrix (Simuladores de Fusil de Asalto) que se instalarán en distintos acuartelamientos y bases del Ejército de Tierra. Los sistemas, que se entregarán a lo largo de este año, permitirán reforzar la preparación de los soldados, complementando el entrenamiento real.

Los sistemas se han desarrollado en el Centro de Excelencia en Sistemas de Seguridad (CES) de Indra en León y se sumarán a otros 15 simuladores que la compañía ya entregó al Ejército en años anteriores. Estos sistemas han demostrado ser una eficaz herramienta de formación. Indra es uno de los principales fabricantes de simuladores del mundo, habiendo entregado 200 simuladores en 23 países y a más de medio centenar de clientes.

Los simuladores incorporan las mejoras que se han ido desarrollando para el Ejército de Tierra durante los últimos años, entre las que cabe destacar la simulación de la nueva pistola de combate, la optimización del consumo de los equipos o la inclusión de nuevos ejercicios.

El sistema Victrix integra un entorno táctico inteligente que permite recrear de forma virtual, en una pantalla de grandes dimensiones, situaciones a las que normalmente se enfrentan los efectivos que participan en misiones internacionales. Simula por ejemplo el avance por una calle en un entorno urbano hostil, el establecimiento de un punto de control en una ciudad o una acción conjunta con fuerzas de otro país. El soldado debe aprender a reaccionar, distinguiendo las situaciones de peligro de las que no lo son.

Simulador virtual Indra Victrix

Para ofrecer el mayor realismo posible, el simulador permite al soldado utilizar su propia arma real, adaptándola con un láser y un sistema de aire comprimido, que reproduce el efecto de retroceso. Se consigue así que pueda entrenarse con la misma arma que utilizará en operaciones reales, ya se trate del fusil H&K G36 que emplean las Fuerzas Armadas españolas o de otras armas de uso común.

El sistema también permite fijar diversos ejercicios de agilidad y precisión, como los que se realizan en una galería de tiro. Entre las ventajas del sistema, destaca la flexibilidad que ofrece al instructor para diseñar los ejercicios y para determinar el grado de dificultad. Asimismo, mejora sensiblemente la habilidad del soldado al permitirle entrenar mayor número de horas.

Los simuladores Victrix de Indra se implantarán en la Base General Morillo de San Andrés de Figueirido en Pontevedra; el Acuartelamiento General Gabeiras de Ronda en Málaga; el de Santa Bárbara en Murcia; el de San Bernardo de Jaca en Huesca; el de Puerto Rosario de Fuerteventura; el de Hoya Fría en Tenerife; y en la Base General Almirante, en Valencia.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 21 Mar, 2014
• Sección: Formación, Simulación

game of thrones slot review http://gameofthronesslotgame.com/