La sala central del polideportivo Horst Korber de Berlín precisaba de un sistema de sonido que permitiera controlar la acústica por separado para cada una de las zonas que la componen. La empresa encargada del proyecto, Neuenhagen, optó por instalar tres clústeres de altavoces de d&b que pueden funcionar en conjunto o de forma individual.

Sistema de sonido d&B en el Horst Korber

Al lado del Estadio Olímpico de Berlín, en el distrito de Charlottenburg-Wilmersdorf, se encuentra un polideportivo que lleva el nombre del político y senador alemán Horst Korber, en homenaje a su trabajo a favor de la familia, la juventud y el deporte. Este complejo deportivo, que se construyó a finales de la década de los 80, es el centro estatal de excelencia para la práctica de balonmano, hockey, voleibol y atletismo.

En el corazón de este polideportivo, propiedad de la Asociación Atlética Estatal de Berlín, se encuentra una gran sala de 88 x 48 metros y una altura de 14 metros que ofrece una gran vista y cuya luz diurna se filtra a través de varias filas de claraboyas. La sala dispone de muchas tribunas plegables, con asientos suficientes para hasta 3.500 espectadores, y dispone de cortinas muy grandes para separar las diferentes pistas o canchas cuando se celebran actos en paralelo.

En 2012, se instaló un nuevo sistema de sonido en el polideportivo, un proyecto que fue encargado a los especialistas en electroacústica de la empresa Neuenhagen. El reto era controlar la acústica por separado para cada una de las tres grandes secciones de la sala conforme a las divisiones del espacio.

Con la nueva instalación, la sala central dispone de tres clústeres de altavoces de d&b audiotechnik. Cada uno de ellos puede funcionar individualmente o en conjunto y, con independencia de la configuración que se necesite, todo suena con precisión según lo previsto.

Sistema de sonido d&B en el Horst Korber

Prevención y seguridad

Para cumplir los requisitos de prevención de riesgos y seguridad, todos los clústeres se encuentran fijados al techo de la sala mediante soportes fabricados especialmente para esta instalación. Para cubrir las tribunas plegables se instalaron arreglos, cada uno formado por tres altavoces T10 de dos vías. Estos arreglos cubren la zona del público en el modo de arreglo lineal y ofrecen una dispersión horizontal de 110° en todo el intervalo.

Para reforzar la gama de bajas frecuencias, cada columna de altavoces contiene un subgrave 18A con un 18” de larga excursión. Se han situado dos MAX12 hacia abajo para cubrir las zonas de conciertos y deportes, la elección adecuada por su diseño coaxial. Las dos columnas de altavoces en cada uno de los extremos de la sala se han equipado con tres arreglos de T10. En cambio, para cubrir los laterales más estrechos del polideportivo, sólo hay dos columnas para así asegurarse de que llegan a los espectadores que estén en las tribunas.

Las tres columnas siempre se controlan como parte de la misma unidad global, con el objetivo de mantener una acústica uniforme en el área a cubrir. Los experimentados técnicos de Neuenhagen asumieron la responsabilidad de la calibración.

El sistema de sonido para evacuación y emergencias que se había instalado previamente en la sala ya no cumplía esa finalidad. Para mantener los niveles de seguridad necesarios para los espectadores que asisten a los actos deportivos, los sistemas de sonido se renovaron conforme a los desarrollos tecnológicos más recientes y las normativas de salud y seguridad vigentes.

El sistema de sonido de d&b que se ha instalado es lo suficientemente penetrante en caso de emergencias como para que se oiga la alarma en todas las áreas clave. También es un sistema adecuado para emitir las instrucciones de evacuación con el nivel de sonido directo que se necesita en esas situaciones.

Sistema de sonido d&B en el Horst Korber

Amplificadores D6

Los amplificadores D6 que alimentan los altavoces se han situado aparte, en una sala de control. Los técnicos de Neuenhagen han dispuesto que los amplificadores vayan con cada altavoz individualmente para asegurarse de que en cada tribuna haya la cobertura suficiente incluso si un amplificador concreto no funcionase correctamente.

La solución de sonido también incluye carros de transporte para los dispositivos móviles, que los técnicos de la sala llaman afectuosamente fonovolumen. Estos carritos se pueden conectar rápidamente mediante los conectores distribuidos por toda la sala. Se puede reproducir música desde un reproductor de CD, un ordenador portátil o un lápiz USB y siempre se reproduce en mono. También dispone de entrada de voz a través de sistemas inalámbricos o de un micrófono con cable.

Sistema de sonido d&B en el Horst KorberEl sistema incluye un panel de control con potenciómetros para el procesador de audio externo. Esto permite que los técnicos configuren el sonido a cualquier nivel en secciones individuales de la sala o en todas las áreas, como se desee.

“El sistema anterior ya tenía 20 años y la calidad de sonido no era precisamente lo que el público espera hoy en día. Si se escuchaba atentamente, incluso se podía oír ese ruido de siseo y, a veces, si alguien sacaba su móvil, se oía la interferencia. El nuevo sistema con altavoces de d&b audiotechnik ha impulsado el sonido del polideportivo Horst Korber a un nivel completamente nuevo. En cualquier parte que te sientes, puedes oír y entender absolutamente cada palabra. Todo lo que tenemos que hacer es sentarnos y controlar el sistema, y eso sin ponerlo a plena capacidad ni mucho menos”, explica Reiner Becker, que trabaja con los sistemas técnicos del polideportivo.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 3 Jul, 2014
• Sección: Audio, Casos de estudio, Control

game of thrones slot review http://gameofthronesslotgame.com/