Que las personas pasen más tiempo en sus locales y disfruten de momentos de ocio con la última tecnología AV y de conectividad es el objetivo de la enseña de alimentación madrileña Rodilla, que ha presentado la ‘experiencia Rodilla’, en la que combina tradición, calidad e innovación en un entorno IoE con nuevos elementos tecnológicos y una inversión de cinco millones de euros.

Artesanía, cercanía, calidad y servicio sigue siendo el lema que ha convertido a Grupo Rodilla en un referente en la elaboración y comercialización de sándwich y otros productos de alimentación en Madrid, con 104 locales y un crecimiento del 11% en su facturación en 2014, mientras el sector de restauración español caía un 1,5%.

Una evolución de éxito, que ahora celebra sus 75 años en este mercado, y que sus responsables han decidido compaginar con el despliegue de nuevas tecnologías para que los usuarios pasen más tiempo en sus locales y en un ambiente interactivo y conectado para “construir juntos el Rodilla del futuro”, tal y como ha asegurado Ángel Fernández, director de desarrollo de negocio y marketing de Grupo Rodilla, en la presentación de la nueva imagen tecnológica de sus establecimientos, y en la que la compañía ha invertido cinco millones de euros.

Para ello, la compañía ha organizado un encuentro tecnológico con profesionales del sector y medios de comunicación que se enmarca en su campaña ‘Rodilla conversa’, con el objetivo de convertir sus locales en un punto de encuentro para compartir ideas y experiencias en diferentes eventos temáticos. En esta ocasión participaban varios de los responsables que han colaborado en la transformación tecnológica de la marca, como Javier Sirvent, technology evangelist; Emilio Blanque, de Visyon360; Rafael Ibáñez, de Cloudcasting, y Pedro Diezma, CEO de Zerintia Technologies.

‘Experiencia Rodilla’

Esta ‘experiencia Rodilla’, que se inicia en el local original en el que surgió la compañía, en la madrileña Plaza de Callao, surge porque “nos hemos convertido en un punto de encuentro donde clientes, emprendedores, creativos e influencers acuden para compartir ocio, charla, reuniones, etc. Y hemos querido hacer de su estancia una auténtica ‘experiencia Rodilla’, con una profunda remodelación en el diseño de nuestros espacios y con la incorporación de elementos tecnológicos, como los de este Callao 3.0, para que sea un punto de encuentro para todos, especialmente para los más jóvenes, a cualquier hora del día”, subraya Fernández.

La aplicación de la tecnología en Rodilla Callao 3.0 se realiza antes, durante y después de que un cliente acuda al local mediante una app desarrollada por Net.ip en la que se pueden acumular puntos de compras, ver promociones y navegar por las tablets distribuidas en el local. “En septiembre –apunta Fernández- esta app también permitirá realizar pedidos y evitar colas de espera en la tienda, entre otras novedades que iremos introduciendo. Además, hemos cambiado la red para ofrecer una conectividad WiFi gratuita más potente”.

Además de la carta de productos y otra información de la marca, las tablets distribuidas por el local cuentan con juegos y una colección actualizada de revistas de todo tipo para que el usuario pueda leerlas tranquilamente.

Otro elemento de valor, ubicado en el mostrador de recepción del local, es una vitrina holográfica, que ofrece una visión de 170º de un producto, su elaboración e incluso de recetas de sándwiches. “Además, tenemos un acuerdo con el programa ‘Master Chef’ y hemos realizado un concurso de recetas, ya que muchos usuarios colgaban las suyas en la web”.

Además, Callao 3.0 también quiere fomentar la interactividad en grupo, para lo cual cuenta con una mesa interactiva que, al igual que en las tablets, dispone de la carta, juegos, revistas, etc. y que en breve se integrará en la app para que los usuarios puedan interactuar en las redes sociales.

La decoración también es digital, incluso en sus servilletas, que cuentan con códigos QR y mensajes, así como con el uso de menú boards, pantallas y la incorporación de iFace Digital Mirror, un espejo digital inteligente en cuya superficie se proyecta una pantalla interactiva con contenidos visuales, y que ofrecerá en breve, al igual que las tablets, diferentes posibilidades al usuario con contenidos adaptados a los diferentes momentos del día.

Mirando al futuro conectado

A corto-medio plazo, Rodilla quiere seguir evolucionando hacia este entorno conectado con el usuario. Por ejemplo, Javier Sirvent, gurú tecnológico, adelantó la posibilidad de incorporar grafeno en las cajas para llevar la comida “lo que permitiría mantener el producto caliente o frío durante cinco horas, e incluso que se termine de cocinar mientras lo transportamos”.

A ello se suma la posibilidad de “crear experiencias inmersivas con realidad aumentada y las gafas inteligentes como Oculus Rift o Samsung Gear VR, o con el uso de wearables, como los smartwatches para detectar ofertas y promociones, que junto con los iBeacon permitirá realizar ofertas personalizadas al cliente que transite por la zona, a una distancia de hasta 20 metros”, apunta Emilio Blanque, de Visyon360.

Otra de las innovaciones es mejorar la distribución del producto para llevar, donde el uso de los drones marca la pauta. “El dron Rodilla -explica Pedro Diezma, de Zerintia Technologies- incorporará una app para recibir el pedido y distribuirlo sin necesidad de que el usuario interrumpa su actividad para desplazarse al local”.

Además de nuevas funciones en la app para el próximo mes de septiembre, Fernández adelantó también que otro de los servicios de valor para el usuario será el hilo musical del local, que desde la aplicación le permitirá elegir música.

Una historia de éxito con deje madrileño

El 24 de diciembre de 1939, Antonio Rodilla, un joven salmantino de Guijuelo (Salamanca), abrió en la Plaza de Callao de Madrid un modesto local de charcutería y helados. Avispado en los negocios, conoció el famoso pan de molde inglés, al que todo el mundo quitaba los bordes, y los sándwiches.

La idea surgió rápidamente: elaborar su propio pan y realizar sándwiches con productos basados en la dieta mediterránea con materias primas de calidad y con una elaboración artesana. Una fórmula de éxito que, 75 años después sigue creciendo con la incorporación de nuevos productos a la carta, como ensaladas, focaccias, bollería, zumos e incluso sushi. Si bien, el sándwich de ensaladilla sigue siendo la enseña de la marca, del que se venden más de un millón de unidades anuales.

La compañía también ha ampliado sus fronteras madrileñas con la apertura de dos tiendas en Barcelona, a las que en breve se sumará otra más, y la posibilidad de abrir locales en el continente asiático.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , , , , , ,
Por • 3 Jun, 2015
• Sección: Casos de estudio, DESTACADO, Digital signage, Display, Distribución señales, Eventos, Negocios, Publicidad dinámica, Realidad Aumentada, Redes

game of thrones slot review http://gameofthronesslotgame.com/