Con esta infraestructura se pueden asignar imágenes de cirugía de alta definición a monitores de trece quirófanos integrados o compartirse con cirujanos y estudiantes que se encuentren en cualquier lugar del campus.

Sony en el hospital infantil Alder Hey

El hospital Alder Hey in the Park continúa consolidando su reputación como uno de los hospitales universitarios más avanzados del mundo en materia tecnológica, centrado en el tratamiento y cuidado de los niños. Estas instalaciones, situadas en el noroeste de Inglaterra, están valoradas en 300 millones de libras, y en ellas se atiende a 275.000 jóvenes y sus familiares cada año.

Luz natural, espacios abiertos y tranquilos y un diseño creado para los niños son los aspectos más representativos del único hospital de Europa que se encuentra en un parque y que presta sus servicios a pacientes y familiares del Reino Unido y de otros países.

En sintonía con esta estrategia tecnológica, se ha asociado con Sony para diseñar una red de vídeo IP que conecta todo el centro de forma que se pueden asignar imágenes de cirugía de alta definición a monitores de trece quirófanos integrados o compartirse con cirujanos y estudiantes que se encuentren en cualquier lugar del campus.

Sony en el hospital infantil Alder Hey

Sony ha colaborado con el personal clínico para superar las barreras a la hora de implementar tecnología audiovisual en red de última generación con el objetivo de mejorar el flujo de trabajo quirúrgico y el aprendizaje de los alumnos, optimizar el uso de los recursos del hospital y garantizar resultados más favorables para los jóvenes pacientes.

“Trabajamos en un entorno en el que llevamos a cabo diversas modalidades, como endoscopias, laparoscopias o rayos X, y esto requiere muchas fuentes de vídeo. Hasta ahora, cada aplicación nueva ha supuesto la incorporación de un nuevo monitor en el quirófano. Las salas de operaciones estaban cada vez más atestadas de equipos y muchos de ellos estaban por duplicado. Cada vez que incluyes un equipo nuevo, estás introduciendo un riesgo de infección adicional y, por lo tanto, creando un entorno menos seguro y ergonómico”, explica el doctor Simon Kenny, director clínico de cirugía del hospital.

Para dar respuesta a esta problemática, el equipo de Sony para el sector medico diseñó una potente red basada en IP que optimizara el uso compartido, el almacenamiento y la gestión de los datos de vídeo registrados durante las cirugías.

“Se han estado usado cámaras en los quirófanos durante un tiempo. Pero queríamos hacerlo de una forma mucho más sistemática y por eso pensamos que un planteamiento de conexión en red sería mucho más eficaz. Todo es mucho más sencillo en cuanto al direccionamiento de datos a servidores y la integración de estos con los historiales electrónicos de los pacientes”.

Sony en el hospital infantil Alder Hey

Los codificadores IP tipo caja de cada uno de los trece quirófanos integrados pueden acoplarse a cualquier dispositivo de imagen, incluidas transmisiones de vídeo a partir de luz visible y otras modalidades, como radiología intervencionista.

Las señales de vídeo en directo de un endoscopio, cámara de sala u otras fuentes se pueden visualizar en los monitores médicos LCD LMD-2760MD de 27 pulgadas y los profesionales Bravia de 43 pulgadas de montaje en pared que incorporan los quirófanos. Igualmente, el vídeo se puede asignar de manera instantánea a monitores de otro quirófano, consulta o despacho médico.

El enrutamiento de señales por la red del centro hospitalario se gestiona a través de NUCLeUS, una plataforma basada en vídeo a través de IP de terceros que los cirujanos manejan en cada quirófano mediante una intuitiva interfaz táctil.

“La red nos ha brindado la posibilidad de comunicarnos desde el quirófano. Atrás quedaron los días en los que un único cirujano tomaba las decisiones de manera aislada. Nos ponemos siempre en contacto con los demás quirófanos para ofrecer asesoramiento. En mitad de una operación, estás centrado al 100 % en el paciente, y es en ese momento cuando es muy útil contar con una opinión externa que no esté contaminada por tus propias emociones. Ser capaz de ver la cirugía en una pantalla desde otro punto del hospital es una excelente manera de interactuar con otros compañeros que tienen conocimientos específicos sobre procedimientos inusuales”, afirma Simon Kenny.

Los monitores conectados en red desempeñan un papel importante en la optimización del flujo de trabajo en el quirófano. “El rendimiento de la labor de un cirujano siempre se mejora si se complementa con la imagen. Disponer de monitores móviles en el techo y ser capaz de colocarlos a un nivel muy bajo, justo donde estás realizando el trabajo y de manera instantánea, contribuye a una enorme mejora del rendimiento”.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 7 Dic, 2016
• Sección: Casos de estudio, Control, DESTACADO, Display, Distribución señales, Redes, Salud

game of thrones slot review http://gameofthronesslotgame.com/