El diario digital CNNExpansion.com publica un interesante artículo sobre la cada vez más desarrollada tecnología de reconocimiento facial, poniendo de manifiesto que los gobiernos aún no tienen las herramientas para proteger la privacidad de sus ciudadanos.

La tecnología de detección y reconocimiento de rostros es cada vez más barata, más rápida y mucho más común. La pregunta es si la gente será capaz de permanecer en el anonimato en un futuro próximo.

Las señales digitales y sensores que detectan y reconocen las caras ya no son un asunto de ciencia ficción. Son reales y están apareciendo por todas partes, desde centros comerciales, hasta bares y teléfonos inteligentes.

Entonces, ¿qué es lo que te protege de que el Gran Hermano siga tus movimientos e invada tu privacidad? A partir de ahora, la tecnología es la única barrera significativa.

Hoy en día, la tecnología no es tan sólida como para tomarle una foto a alguien en la calle y de inmediato saber quién es. Los procesadores de las computadoras no son lo suficientemente veloces como para escanear a través de miles de millones de imágenes en tiempo real para encontrar una coincidencia entre un rostro que no está en línea con una fotografía en línea. Pero eso llegará pronto.

“Encontrar una coincidencia entre dos fotos de personas en Estados Unidos en tiempo real tardaría cuatro horas”, dijo Alessandro Acquisti, profesor de Tecnologías de la Información y Políticas Públicas del Heinz College de la Universidad Carnegie Mellon. “Eso es demasiado tiempo para hacerlo en tiempo real. Pero suponiendo (que se produzca) una mejora constante en el tiempo en la computación en nube, pronto podríamos estar más cerca de esa realidad de lo que muchos de nosotros pensábamos”.

Acquisti y su equipo de investigación en Carnegie Mellon ya han desarrollado una aplicación de prueba de concepto para iPhone que puede tomar una foto de una persona y en cuestión de segundos mostrar en pantalla su nombre, fecha de nacimiento y número de seguridad social.

Actualmente, las fotos de referencia tienen que ser cargadas a una base de datos, pero Acquisti dijo que la velocidad de procesamiento pronto será lo suficientemente rápida como para hacer el proceso en línea y en un instante.

Desde 1993, la tasa de falsos positivos para la identificación de rostros se ha reducido a la mitad cada dos años, llegando a 0.003% a finales del año pasado, según el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos.

Aunque las computadoras aún tienen dificultades para identificar los rostros con poca luz o de calidad fotográfica pobre, los programas ahora pueden captar el perfil de un rostro, construir un modelo 3D del mismo, rotar la foto e identificar a la persona a la que el rostro pertenece.

Si un futuro en el que siempre puedas ser identificado realmente está a la vuelta de la esquina, ¿qué evitará que los anunciantes o incluso el Gobierno pongan nombres a caras previamente anónimas que entran a una tienda, pasean por la calle o protestan contra una convención? Eso es lo que la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) trató de averiguar en una conferencia de políticas de reconocimiento facial en Washington el mes pasado.

La respuesta por ahora es la autorregulación del sector. La Digital Signage Federation, un consorcio de empresas que operan las señales digitales que detectan o reconocen los rostros, elaboró directrices de privacidad que requieren que los consumidores autoricen ser detectados o reconocidos. Pero esta ‘autorización’ puede ser otorgada de manera tan simple como al entrar en una tienda que anuncia en su ventana que detecta rostros.

Los defensores de la privacidad y abogados que representan a empresas de reconocimiento facial admiten que se necesita eliminar las imperfecciones del sistema. Por ahora, ninguna ley o regulación evita que tu rostro sea detectado o reconocido sin tu consentimiento.

“¿Está lista la ley de privacidad de Estados Unidos para el reconocimiento facial? Ni siquiera está cerca de estarlo”, dijo Daniel Solove, profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad George Washington.

Sin embargo, la solución no es fácil. Advertir a la gente de que un lugar en particular está equipado con la tecnología de detección de rostros significa que la única manera de que las personas que no sean detectadas sería evitar ese lugar. Pero ¿qué pasa si es una farmacia y alguien tiene que conseguir una receta?

¿Es posible un sistema de ‘No Rastrear’ (‘Do Not Track’) rostros? Incluso si esta tecnología pudiera ser desarrollada, no es posible pedir a todos que envíen una foto, y sería desagradable para muchos decidir no formar parte de un sistema que la mayoría cree que debería estar bajo autorización.

Algunos sugirieron la existencia de una línea roja que indicara un área de reconocimiento de rostros, o incluso entradas separadas. Pero ¿qué pasaría con las señales digitales en la acera?

“Usa una máscara”, dijo John Verdi, asesor del Electronic Privacy Information Center. Ésa es una idea.


يكون اجتماعي، حصة!

كنت أحب هذه المادة؟

اشترك في موقعنا آر إس إس ولا كنت تفقد أي شيء.

مقالات أخرى في
قبل • 18 Jan, 2012
• القسم: الإعلان الديناميكي

مقالات أخرى ذات صلة

لعبة العروش فتحه الاستعراض http://gameofthronesslotgame.com/