A lo largo de sus veinte años de existencia, Oppikoppi se ha convertido en uno de los festivales de música más populares de Sudáfrica, donde tienen cabida una gran variedad de géneros y grupos que ofrecen sus conciertos utilizando los equipos de sonido de d&b.

db en el Festival Oppikoppi de Sudafrica

Oppikoppi es un festival de música que se celebra anualmente en la provincia de Limpopo (Sudáfrica), cerca de la ciudad minera de Northam, al lado de la frontera con Botsuana. Sus inicios se remontan a 1994 y comenzó centrándose, sobre todo, en la música rock, pero a lo largo de los años se han ido añadiendo más géneros y hoy forma parte del entorno musical sudafricano.

Un evento popular que se desarrolla en seis escenarios y en el que participan diferentes grupos, y uno de los que participó en la pasada edición fue Mango Groove, una numerosa banda cuyo ingeniero de sonido es Evert De Munnik. “A pesar de las opciones que ofrecían los otros seis escenarios, veinte mil de los veinticinco mil asistentes al Oppikoppi estaban en el escenario de Mango para disfrutar del valor histórico que ofrecían. Algunas de sus canciones son como un tesoro nacional de Sudáfrica y la banda tiene una reputación que mantener. Nuestro montaje tuvo mucho éxito gracias al sistema que utilizamos”.

db en el Festival Oppikoppi de Sudafrica

El sistema de sonido que se utilizó en Oppikoppi lo suministró Blue Array Productions, con sede en Pretoria, a dos horas del emplazamiento del festival, el propietario de la empresa, Kobus van Rensburg, se ha encargado de la mayoría de las necesidades de audio de este evento casi desde sus comienzos.“Oppikoppi se celebra desde hace veinte años, que se cumplen precisamente en 2014, y Blue Array Productions se incorporó hace diez años en el escenario acústico y hemos ido creciendo hasta encargarnos de los demás. Los escenarios están relativamente cerca y, aunque físicamente están delimitados por perímetros de puestos de cerveza y comida que no impiden la fuga de sonido, es esencial que los equipos de audio se diseñen e implementen correctamente para cada escenario. Y ahí es donde la dirección constante del equipo de d&b nos aporta una ventaja comercial. En este tipo de entorno de varios escenarios, podemos maximizar los sistemas para el disfrute de todos los oyentes”, explica Rensburg.

En los escenarios se utilizan una variedad de sistemas de d&b. Para cinco de los seis escenarios se utilizan sistemas PA y en cuatro todo el equipo es de d&b, incluidos los monitores. El escenario principal utiliza la Serie J, catorce J-TOPs por lado con J-SUBs colgados y un importante arreglo de B2-SUBs sobre el suelo. Todos los delays son de la Serie Q.

En el segundo escenario está la Serie V con stacks de B2-SUBs sobre el suelo, en este caso en modo CSA. En el tercero hay equipos de la Serie Q, muy adecuado para actos de tamaño medio al aire libre y eventos empresariales en interiores. Aquí se utiliza un sistema Q1 con Q7s y Q-SUBs. En el escenario acústico también se hace uso de la Serie Q, un par estéreo de Q10 colgados en los lados del escenario. Es una zona amplia y espaciosa de actuaciones de ballet, música acústica y teatro, una zona donde la prioridad es la cobertura y no la potencia.


Haben Sie diesen Artikel?

Abonnieren Sie unseren RSS-Feed und Sie werden nichts vermissen.

Weitere Artikel
durch • 17 Jun, 2014
• Abschnitt: Audio. Fallstudien