Toyra es una plataforma de gestión terapéutica que combina realidad virtual y captación de movimiento en tiempo real. Indra ha ampliado sus capacidades incorporando herramientas que potencian el trabajo colaborativo y proporcionan un canal de comunicación entre los actores que intervienen en el proceso de rehabilitación.

Indra Toyra

Indra ha ampliado las capacidades de Toyra, sistema desarrollado en colaboración con el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y el apoyo de la Fundación Rafael del Pino que combina la realidad virtual y la captación de movimiento en tiempo real para la rehabilitación motriz de miembros superiores.

Se trata de una solución que proporciona una plataforma de gestión terapéutica, que permite el análisis de la evolución del paciente de forma individual y adaptada a cada caso, y la realización de estudios clínicos y científicos. También da un feed-back en tiempo real para el paciente y el profesional clínico.

El proyecto TRAM (Telerehabilitación Audiovisual Motora) ha permitido extender el alcance al tratamiento de extremidades inferiores y mejorar el servicio en cloud gracias al pilotaje realizado en cuatro centros de referencia ubicados en Madrid (Unidad de Daño Cerebral en el Hospital Beata María y Hermanas Hospitalarias), León (Servicios Sociales e Igualdad en San Andrés del Rabanedo), Toledo (Hospital Virgen de la Salud) y Valladolid (Centro de Investigación en Discapacidad Física de Aspaym Castilla y León).

Estas iniciativas suponen una evolución de Toyra, que amplía su alcance en el tratamiento de lesiones, e incorpora la integración con red social propia y aspectos psicológicos en la configuración de las terapias.

La iniciativa ha contado con la participación de más de 60 pacientes, unos 18 profesionales del sector sanitario y otros 30 expertos en tecnología.

Indra Toyra

Trabajo colaborativo

Una de las mejoras más importantes, desde el punto de vista tecnológico, contempla la integración del sistema en una red social propia para potenciar el trabajo colaborativo y proporcionar un canal de comunicación entre los diferentes actores involucrados en el proceso de rehabilitación (pacientes, familiares, médicos, terapeutas o técnicos) a través de diversas comunidades en las que cada uno se inscribe.

El objetivo es impulsar la motivación e integración del paciente a través de la retroalimentación afectiva. Incluye herramientas de gestión de grupos, usuarios y contenidos, mensajería, gestión de eventos y foros, y comentarios.

Por otro lado, incorpora herramientas de presentación de datos y explotación de la información que facilitan que los médicos o fisioterapeutas puedan personalizar los tratamientos en función de la evaluación del paciente, abarcando tanto el aspecto psicológico como físico.

El sistema combina los resultados obtenidos en los test de sugestión, que proporcionan al terapeuta las pautas de actuación con el paciente, y los informes y estudios que permiten al clínico identificar si el paciente ha experimentado avances para adecuar el tratamiento.

Toda la información se recopila en la base de datos del sistema y se procesa mediante la aplicación de herramientas estadísticas para tener una representación más acorde a lo que el clínico quiere ver.

Con estos datos se pueden plantear estudios evolutivos que permiten contraponer los resultados de varias sesiones de terapia a lo largo del tiempo y conocer el progreso que ha tenido el paciente durante ese período.

Indra Toyra

Tecnologías asociadas

Para el desarrollo de TRAM, Indra ha contado con la colaboración de la empresa vallisoletana Divisa IT, responsable de los trabajos de configuración de la red social y adaptación a la plataforma.

También han participado Technaid, spin-off del Grupo de Bioingeniería del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y responsable del diseño e incorporación de sistemas de captura de movimiento inercial y bioseñales, y VipScan Predicting Behaviour, compañía especializada en servicios relacionados con las ciencias del comportamiento.

TRAM se apoya en la captura de movimiento, bien a través del sistema Tech-MCS de Technaid, o mediante el uso del dispositivo Kinect de Microsoft.

El sistema de captura se conecta a la estación de terapia interactiva, que envía al sistema su localización y posición para recrear en la pantalla a través de un avatar los ejercicios que realiza el paciente.

Con la información recibida y almacenada en un servidor central, TRAM evalúa, registra y analiza los resultados obtenidos por un paciente durante la sesión de terapia. El sistema consigue también aumentar la motivación gracias al uso de visión especular (imagen de espejo), recreación de movimientos en el mundo virtual y una dinámica lúdica de ejercicios.

TRAM proporciona una plataforma electrónica de gestión de la historia terapéutica y de rehabilitación que permite el análisis de los resultados de la terapia de forma individualizada. Esa información ayuda a la realización de estudios y protocolos clínicos e incluso podría ser integrada en la historia clínica electrónica del paciente.

Indra ha liderado este proyecto que ha contado con la financiación del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y se enmarca dentro de las ayudas elaboradas en el ámbito europeo, en consonancia con la Agenda Digital Europea, aprobada por la Comisión Europea el 19 de mayo de 2010.

La iniciativa se encuadra en el Área de Salud y Bienestar Social, dentro de la línea de Soluciones asistenciales y de emergencia relativos a la teleasistencia, telecontrol y telemonitorización como servicios para la Smart City.


Haben Sie diesen Artikel?

Abonnieren Sie unseren RSS-Feed und Sie werden nichts vermissen.

Weitere Artikel . . . .
durch • 26 Nov, 2014
• Abschnitt: AV-Konferenz. Anzeigen. Gesundheit. Simulation