Asistir a clases con drones para formarse en matemáticas, física, robótica o geografía es ya una realidad en este centro educativo, que han observado que aprender utilizando estos dispositivos aumenta la concentración y la atención de los alumnos, además de la colaboración.

Los responsables de Brains International Schools han dado un paso más en la introducción de nuevas tecnologías en las aulas con la aplicación de drones para aprender disciplinas como matemáticas, robótica o geografía. Desde el día 21 y hasta el 23 del presente mes, estos dispositivos de vuelo no tripulados centran protagonizan las clases y la atención de los alumnos de esta institución educativa.

“La innovación es una de las piezas clave de la enseñanza del futuro. Tiene que ser una prioridad para los profesores usar unas herramientas adaptadas al presente y no al pasado -asegura David Gómez, coordinador del departamento de innovación de Brains International Schools-. A nivel práctico en el aula, los drones son una herramienta muy bien percibida por los alumnos con la que podemos profundizar en el conocimiento de los componentes de la aeronave, potencia de vuelo, mecánica, matemáticas, aerodinámica, electrónica, comunicaciones, trigonometría, etc”.

Cinco conceptos que se pueden aprender con drones

Entre las muchas aplicaciones que tienen los drones en diferentes sectores, destaca también el de educación, con beneficios para alumnos y profesores, con una enseñanza adaptada a la innovación y las nuevas tecnologías. Estos son algunos de los conceptos:

Matemáticas y trigonometría: aprender el teorema de Pitágoras o las relaciones entre los elementos triangulares y esféricos ya no resulta tan tedioso. Las figuras y los casos teóricos saltan de la pizarra a los drones, a través de los cuales los alumnos comprenden y retienen mejor los conocimientos.

Diseño, tecnología y electrónica: cada es más frecuente incluir en los currículos académicos asignaturas relacionadas con el diseño, la aplicación de nuevas tecnologías en las aulas y el aprendizaje de contenidos de electrónica, que permiten involucrar activamente al alumno en su propio aprendizaje y desarrollar intuición científica y de ingeniería.

Topografía y geografía: los drones son ahora una de las herramientas clave que están utilizando los profesionales para desarrollar planes de urbanismo, medioambiente, agricultura y, principalmente, para la creación de nuevos mapas para navegadores.

Programación y robótica: ambas disciplinas fomentan un aprendizaje activo, con el desarrollo de habilidades de investigación y resolución de problemas, además de potenciar las cualidades autodidactas de los alumnos.

Trabajo en equipo: El aprendizaje a través de drones está formulado para desarrollarse por equipos, ya que al estar formados por miles de piezas, que implican áreas de conocimiento separadas como aeromodelismo, impresión 3D, electrónica y robótica, necesitan de un grupo coordinado para su construcción.

“Educar en la excelencia nos exige tener los últimos adelantos e innovaciones para enseñar con herramientas del Siglo XXI y que forman o podrán formar parte del día a día de los alumnos en un futuro. Los drones son una herramienta más que se está comenzando a introducir en las aulas, al igual que ya se hizo con los ordenadores, las pizarras digitales o las tabletas”, subraya Gómez.


Haben Sie diesen Artikel?

Abonnieren Sie unseren RSS-Feed und Sie werden nichts vermissen.

Weitere Artikel .
durch • 23 Feb, 2017
• Abschnitt: Fallstudien. Ausbildung