El compacto y pequeño servidor de vídeo VS8100 de Vivotek facilita la transición de los sistemas de vigilancia analógicos hacia entornos de red IP.

Vivotek VS8100

Vivotek ha anunciado su solución de videovigilancia IP VS8100, un equipo compacto de pequeño tamaño idóneo para instalaciones de front-end como oficinas, tiendas minoristas, bancos y vigilancia de la ciudad. El diseño de este servidor de vídeo H.264 1-CH permite una fácil migración para pasar de un sistema analógico a un sistema digital.

Con la evolución de la tecnología de red y un aumento de la demanda por las imágenes de alta resolución, las cámaras IP se han convertido en la fuerza impulsora del mercado de la seguridad. Mientras que el mercado de las cámaras IP se sigue expandiendo, la transición desde los sistemas analógicos a los digitales se está realizando más lentamente debido a la base instalada que hay actualmente. Los servidores de video de Vivotek actúan como facilitadores para esta migración de los sistemas de vigilancia CCTV a IP. A través de estas soluciones, los datos recibidos de la cámara analógica se pueden codificar y difundir a través de una red IP para monitorizar y grabar.

El compacto diseño del sistema Vivotek VS8100, no más grande que la de un dedo humano, permite su implementación en una gran variedad de aplicaciones. A esto se une la posibilidad de poder funcionar con una fuente de alimentación de 12V CC existente desde una cámara analógica. El formato de compresión H.264 de alto rendimiento es capaz de reducir el tamaño de los archivos de vídeo, lo que permite un ancho de banda de máxima eficiencia y optimización de la capacidad de almacenamiento. Además, mediante el apoyo a múltiples transmisiones simultáneas, las secuencias de vídeo se pueden transmitir en formato H.264 o MJPEG para aplicaciones versátiles.

“En la última década, hemos sido testigos de una revolución que se ha producido en el sector de la videovigilancia. Con la creciente madurez de la tecnología IP y la disponibilidad de nuevas infraestructuras, el comportamiento de los usuarios finales ha cambiado y el mercado está evolucionando hacia las nuevas tecnologías. A pesar del desarrollo de productos de vigilancia IP, la transformación de los sistemas de legado analógicos existentes no va a ser un proceso rápido. Sin embargo, los usuarios con los sistemas analógicos que deseen tomar ventaja de la escalabilidad y funcionalidad que brindan las cámaras IP pueden hacerlo con nuestro nuevo servidor de vídeo VS8100, que es un trampolín idóneo para la vigilancia IP”, explica Steve Ma, vicepresidente ejecutivo de Vivotek.


Vous avez aimé cet article?

Abonnez-vous à notre flux RSS et vous ne manquerez de rien.

D'autres articles
par • 25 Nov, 2013
• Section: sécurité