Jorge Ezquerra, country manager Iberia en ViewSonic, analiza en esta Tribuna para 数字 AV 杂志 siete argumentos en los que aconseja sobre el reemplazo paulatino de los tradicionales proyectores 3LCD por la tecnología DLP en entornos educativos y empresariales.

Actualmente encontramos un número considerable de marcas y modelos de proyectores en el mercado que se diferencian, principalmente, por las prestaciones que ofrecen y por el precio. Siendo un entorno muy competitivo, con marcas sólidamente establecidas y productos de alta calidad, es importante entender que la elección de la tecnología de proyección es también un elemento clave a la hora de renovar o adquirir por primera vez un equipo.

El debate que intenta concluir sobre qué tecnología de proyección es la mejor es interminable. Las mayores y más extendidas tecnologías de proyección del momento -DLP y 3LCD- trabajan para que usuarios en oficinas o escuelas, así como particulares, puedan reproducir sus archivos, fotografías o películas con la máxima naturalidad y legibilidad posible.

En este artículo presentamos y aportamos siete argumentos por los que, desde el punto de vista de Viewsonic y estudios de mercado, merece la pena evaluar las ventajas de los proyectores de tecnología DLP y considerar el reemplazo paulatino de la tradicional 3LCD.

La tecnología DLP (Digital Light Processing) es una patente de la empresa norteamericana Texas Instruments, que consiste en un chip compuesto por una matriz de micro espejos, los cuales son polarizados digitalmente. En función del número de veces que estos son polarizados, será mayor o menor la luz reflejada por cada uno de estos micro espejos.

Al utilizar solamente un chip, la luz reflejada pasa a través de una rueda de colores que gira de manera sincronizada, formando las imágenes con la combinación de éstos. Esta tecnología de proyección se basa en la galardonada tecnología DLP Cinema, que ha sido usada en la industria cinematográfica desde los inicios de las primeras películas digitales, en 1999.

Óptimo contraste de la imagen

Es en este aspecto donde radican las mayores diferencias entre la tecnología 3LCD y DLP. Mientras que con los proyectores DLP uno se queda fascinado por su nivel de contraste y luminosidad, los usuarios de equipos 3LCD pueden disfrutar de una mayor naturalidad de los colores.

Si bien las carencias en cuanto a luminosidad se han ido solventando en los últimos modelos LCD, el brillo en la reproducción de imágenes en color es aún una limitación para la total consolidación de esta tecnología. Por otro lado, las marcas de proyectores más innovadoras que han invertido en tecnología DLP destacan que, a nivel cromático, la reproducción del color negro y del color blanco es más fiel a la realidad, ofreciendo negros más oscuros y blancos más brillantes.

Con tasas de contraste nativo por encima de 2000:1 (llegando a ser en algunos proyectores de 22000:1), los sistemas DLP ofrecen una proyección de textos, tablas, gráficos y contenidos que son muy fáciles de leer, aunque se visualicen en un espacio con luz ambiente. Además, ofrecen una prestación única en las diferentes tecnologías de proyección para proporcionar un relleno de píxeles optimizado que elimina la pixelización de la imagen.

Mayor precisión de los colores

Para la presentación de informes en la oficina o para las proyecciones en el aula se necesita que la precisión de los colores sea máxima, con una proyección lo más fiel posible a la realidad. En este sentido, la mayoría de los proyectores DLP cuentan con tecnología BrilliantColor, o tecnologías de color propias, que suben el nivel de rendimiento del color y de la calidad de imagen.

Además, estas tecnologías de color propias ofrecen un procesamiento multicolor de seis segmentos (rojo, azul, verde, cian, magenta y amarillo), lo que permite ofrecer mayor cantidad de colores secundarios. El hecho de procesar más allá de los tres colores RGB (rojo, verde y azul), hace que colores difíciles de reproducir, como el de la piel humana, sean vistos de manera natural y realista.

Reproducción de vídeos

Los proyectores DLP cuentan con un chip que proporciona un tiempo de respuesta de 16 microsegundos cuando se reproducen vídeos, lo que proporciona máxima fluidez en la imagen y elimina el efecto fantasma (ver doble imagen). Esta tecnología de proyección ha sido diseñada para aplicaciones donde la acción a alta velocidad y el movimiento rápido de las imágenes es clave.

En este sentido, vale la pena destacar de nuevo que la tecnología usada en los actuales proyectores DLP se basa en la galardonada tecnología DLP Cinema, líder en la industria cinematográfica de Hollywood desde el lanzamiento de la primera película digital en 1999. Este es un factor relevante para el sector de la educación, que precisa una óptima visualización de vídeos y documentales en el aula.

Garantía de uso continuado del proyector

La tecnología DLP permite largos períodos de proyección continuada, sin interrupciones ni sobrecalentamiento del equipo. Asimismo, este tipo de proyectores sin lámpara disponen de fuentes de luz con una durabilidad de más de 20.000 horas de uso.

Mantenimiento cero

Una de las mayores ventajas de la tecnología DLP es el poco mantenimiento que precisa, lo que supone la reducción de costes durante la vida útil del proyector. Debido a que la tecnología DLP no funciona con la tradicional lámpara usada en los proyectores LCD ni precisa cambios de filtros, se puede afirmar que los proyectores DLP están casi libres de mantenimiento.

El hecho de funcionar sin lámpara hace que esta no tenga que ser reemplazada periódicamente, evitando molestias al equipo de mantenimiento de la oficina o del centro educativo.

Precio asequible

Cuando se elige proyector, no sólo se tiene que considerar el precio de adquisición del producto, sino también los costes de mantenimiento que, directa o indirectamente, impactarán en los costes totales de la inversión.

La tecnología DLP está disponible a un precio asequible que encaja perfectamente con los presupuestos destinados a equipamiento de empresas y centros educativos. Además, esta tecnología reduce los costes totales de adquisición de un proyector, ya que las prestaciones de sin filtro y sin lámpara, como se ha analizado anteriormente, se traducen en costes de mantenimiento casi nulos.

Misma distancia de proyección para un cómodo reemplazo

Un aspecto muy importante a considerar cuando se reemplaza la tecnología 3LCD es la distancia de proyección. Algunos fabricantes de proyectores DLP lo han tenido en cuenta y ofrecen equipos con la misma distancia de proyección que los 3LCD (de 1,5 a 1,8 metros), lo que significa que el usuario podrá instalar el nuevo proyector DLP sin necesidad de hacer cambios estructurales ni de instalación, ya que el dispositivo se puede colocar en el mismo soporte de techo que el anterior.

Considerando aspectos como la calidad de la imagen, la precisión de los colores, la durabilidad de los proyectores, los costes de mantenimiento y la facilidad con la que se puede reemplazar un proyector 3LCD por uno DLP, se pretende ofrecer el punto de partida para que usuarios y empresas consideren la modernización y mejora de sus equipos.

Jorge Ezquerra

Country Manager Iberia en 优派


善于交际,分享 !

你喜欢这篇文章吗?

订阅我们 RSS 提要 和你不会错过任何东西。

其他条款
通过 • 30 Nov, 2015
• 一节︰ 投影, 看台上

游戏的王座插槽审查 http://gameofthronesslotgame.com/