Sharp ha dado a conocer su propuesta más ambiciosa del año, la pantalla Aquos LCD de 80 pulgadas, el televisor más grande que se puede encontrar en el mercado europeo, que incluye retroiluminación LED y máxima eficiencia energética A++.

Sharp ha lanzado al mercado su nuevo LCD de 80 pulgadas, el más grande a la venta en el mercado europeo, con una diagonal de pantalla de 203 centímetros (80 pulgadas). El nuevo Aquos LC-80LE645E de la compañía japonesa reproduce las imágenes –prácticamente de tamaño real– con una calidad brillante gracias a la iluminación LED. Además, destaca por su alta eficiencia energética (A++). El nuevo LCD de Sharp ofrece imágenes de alto contraste, colores brillantes y detalles fieles a la vida real gracias a la iluminación LED y a la tecnología de 100Hz. El LC-80LE645E proporciona la máxima luminosidad con solo 131 W de consumo y la máxima eficiencia energética, clase A++.

El Aquos LC-80LE645E eofrece todos los requisitos para una experiencia multimedia fascinante. Gracias a la plataforma multimedia Aquos Net+ se puede acceder a más de 50 aplicaciones, como YouTube o la videoteca de muchos canales de televisión, además del acceso a internet. El nuevo LCD de Sharp cuenta con un triple sintonizador de alta definición (DVB-T / DVB-C / DVB-S2) y puede reproducir fotos, vídeos y música fácilmente, desde una memoria USB o vía DLNA (Digital Living Network Alliance). Además, permite el acceso a la HbbTV e incluye un stick WLAN.

Gran pantalla, reducido consumo

Este nuevo modelo de la serie Aquos no sólo ofrece imágenes casi de tamaño natural, sino que también cuenta con muy bajo consumo de energía, cumpliendo con los estrictos requisitos de la Energy Efficiency Class A++. En términos reales, con un consumo de electricidad anual de sólo 182 kWh, este televisor gigante requiere la misma energía que los televisores LCD mucho más pequeños. La razón principal es la luz de fondo LED: en vez de iluminar toda la pantalla, con esta tecnología, sólo se suministra energía a los píxeles que se requieren para la imagen momentánea. Con el tiempo, este salto tecnológico tiene un gran efecto positivo en la factura de electricidad.

Además, los aparatos de Sharp ofrecen numerosas funciones ecológicas que reducen el consumo de energía aún más, por ejemplo, el ajuste de brillo automático que optimiza constantemente la intensidad de luz de fondo. Esta actuación no sólo mejora la imagen, sino que también ahorra energía. El ajuste de la imagen ECO también está diseñado para reducir el consumo energético, adaptando la retroiluminación automáticamente a la luminosidad de la imagen y sus alrededores, por lo que utiliza mucho menos electricidad en la oscuridad.

Philipp Schmidt, gerente de Producto de Electrónica de Consumo en Sharp Electronics, ha indicado: “Gran pantalla, consumo de energía reducido:.. Esta es la filosofía que acompaña a nuestros últimos televisores de la serie Aquos. Son un buen ejemplo del compromiso medioambiental de Sharp, reflejada en nuestra ‘Estrategia Verde’. Además de su eficiencia energética excepcional, también hemos prestado gran atención a la reducción de los materiales utilizados en la producción y envasado de estos aparatos de televisión, para así mejorar su reciclaje”.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 27 Abr, 2012
• Sección: DESTACADO, Digital signage, Display