Los compradores del nuevo centro comercial International Finance de la capital de Corea del Sur, Seúl, pueden orientarse en el complejo de cuatro pisos a través de uno de los 26 kioscos de información allí instalados. Cuando lo hacen, ellos también están siendo observados. Justo encima de la pantalla táctil LCD de cada kiosco hay dos cámaras y un detector de movimiento que cuando graban a un visitante, un software de reconocimiento facial calcula el sexo y la edad de la persona.

Corea del Sur está allanando el camino para el uso de la tecnología de reconocimiento facial en el sector retail, tal y como recogen los diarios online DigitalSignageToday.com y KPBJ.com. El recién inaugurado centro comercial International Finance de Seúl (Corea del Sur) ha transformado sus 26 kioscos de información en pantallas táctiles LCD con cámaras y detectores de movimiento.

Cuando un comprador se acerca al kiosco, una cámara sigue su movimiento mientras que el sistema compara su cara contra una base de datos de 5.000 personas identificadas por su sexo y edad, junto con alrededor de 1.000 piezas de información tales como la forma de la cara, las arrugas y la distancia entre los ojos. El software puede calcular la edad de la persona y su género y se dirige a ellos con anuncios personalizados e interactivos sobre los restaurantes y tiendas del centro comercial. Por ejemplo, a un hombre de 40 y tantos que busque información de un restaurante en el kiosco se le puede mostrar un anuncio de un restaurante especializado en carnes del centro comercial, mientras que a una mujer de 20 y algo se le podría mostrar un anuncio de una tienda de ropa. Los compradores podrán interactuar con los anuncios con los movimientos de la mano.

El sistema, que se encuentra en fase de recopilación de datos y comenzará a funcionar a pleno rendimiento a principios del próximo año, es el primero de su tipo en Corea del Sur y uno de los primeros del mundo. Desde que el centro comercial se abrió a principios del pasado mes, se han registrado 1,8 millones de caras en o cerca de los kioscos, con la mayoría de los compradores siendo grabados varias veces cuando visitaban los kioscos del centro comercial. La empresa surcoreana SK Holdings Co., fabricante del sistema, asegura que no se grabarán interacciones en el kiosco ni almacenarán ninguna de las imágenes. Las leyes de privacidad de Corea del Sur prohíben a las empresas recolectar información personal de los clientes sin permiso.

Ahn Jae-heon, planificador de SK Holdings, ha señalado: “Los anunciantes en grandes espacios públicos sólo tienen una idea general de a quién están llegando y sólo pueden orientar los anuncios a segmentos de audiencia muy grandes. Este nuevo sistema puede ofrecerles un mayor enfoque y más personalización”.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 16 Oct, 2012
• Sección: Digital signage