Solidray, una firma japonesa que se especializa en sistemas de realidad virtual, ha desarrollado un sistema inteligente que mezcla retroalimentación visual y táctil para simular un chorro de ‘agua virtual’ que es vertida en una taza real.

Solidray-virtual-water

La compañía japonesa Solidray ha desarrollado un nuevo sistema de realidad virtual que fusiona la retroalimentación visual y la táctil para que el usuario pueda ver y sentir cómo el agua fluye en un espacio virtual. Este nuevo desarrollo virtual se basa en un sistema de inmersión cross-modal, una percepción que envuelve interacciones entre dos o más modalidades sensoriales diferentes. En este caso, el modo táctil y el visual.

Mediante la proyección de una secuencia en 3D, donde se puede apreciar a un personaje manga vertiendo agua a través de un ánfora, el usuario puede ver y sentir cómo el chorro de agua en 3D cae directamente y recoger ese líquido mediante un accesorio preparado para ello que él mismo porta.

El sistema incluye unas gafas que disponen de un sensor magnético capaz de medir, con precisión, la línea de visión del usuario en 3D. Esto permite que el sistema pueda cambiar dinámicamente el punto de vista 3D, en línea con la posición de visionado, por lo que el usuario puede ver la escena 3D reproducida desde todas las direcciones.

Con respecto a las gafas, sus creadores han explicado: “Cuando te pones las gafas 3D, la escena aparece ante ti. Te encuentras en un mundo virtual creado en el ordenador. Lo más importante es que las cosas aparecen a tamaño natural, por lo que el personaje femenino aparece a tamaño natural ante los ojos del usuario. Por lo tanto, parece como si ella estuviera realmente en frente de ti. Además, el agua está fluyendo fuera de la escena 3D. Cuando el usuario toma una copa, y la coloca contra el agua, la vibración se transmite a la copa, lo que le hace sentir como si el agua se vertiese en la copa “.

En cuanto al otro accesorio, el cuál portará la condición táctil del sistema en forma de vaso, utiliza un kit TECHTILE, un grupo de herramientas desarrolladas por investigadores de la Universidad de Keio que permiten realizar reproducción y grabación háptica. Partiendo de una cámara de infrarrojos, situada en el vaso y encargada de medir la posición de éste, la sensación de agua vertida se registra usando un micrófono y, cuando se solapa la posición del vaso con la de la línea parabólica del agua, la sensación se reproduce.

En el apartado táctil, los creadores han apuntado: “Aquí, hemos añadido tecnología táctil, así como sensaciones visuales. Tomando cosas que hacen surgir otras sensaciones en el cerebro. Realmente puedes sentir que has entrado en un espacio virtual. Todo lo que estamos haciendo es hacer vibrar el vaso, pero algunos usuarios incluso dicen que se siente frío o pesado”.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 17 Dic, 2012
• Sección: Infraestructuras, Proyección, Realidad Aumentada, Simulación