El simulador de vuelo que ofrece la exposición dedicada al mundo de la aviación del aeropuerto de Hannover ha sustituido su antiguo sistema de proyección y ha instalado dos equipos láser 3LCD VPL-FHZ55 de Sony, consiguiendo una mejor resolución, un mayor campo de visión y un menor TCO.

Proyectores Sony simulador aeropuerto Hanover

El aeropuerto de Hannover, también conocido como Hannover-Langenhagen, es el más grande de la Baja Sajonia y gestiona un tráfico aéreo de más de cinco millones de pasajeros al año. Situada entre las terminales A y B se encuentra la exposición ‘El mundo de la aviación’, que ofrece a los pilotos aficionados la oportunidad de manejar reproducciones virtuales de los Airbus A320 o Boeing B737 con dos simuladores de vuelo.

Desde el asiento del piloto, en una cabina totalmente equipada y funcional, los amantes de las aeronaves pueden controlar de manera virtual estos aparatos durante una hora. Además del público en general, los simuladores de vuelo también pueden usarse para eventos corporativos y cursos de formación, así como para que doctores y gestores mejoren sus aptitudes para tomar decisiones en situaciones de estrés desempeñando el papel de un piloto.

El primer simulador fue adquirido por el aeropuerto de Hannover en 2008, un sistema que utilizaba las imágenes de tres proyectores para mostrar la vista virtual desde la cabina, lo que representaban unos significativos costes de mantenimiento ya que las lámparas de los tres dispositivos tenían que sustituirse con frecuencia y la luminosidad de la imagen no estaba garantizada.

Ante esta situación, el aeropuerto se planteó sustituir el sistema de proyección por otro que pudiera mantener el ritmo de los largos periodos de funcionamiento del simulador. También era necesario que reprodujera simultáneamente cada detalle de la pista y del cielo con nitidez y elevado contraste, para dar mayor realismo a la sensación de volar.

Para la vista panorámica, los operadores instalaron una pantalla cóncava de 6,15 metros de ancho y 1,80 metros de alto en la parte frontal de las ventanas de la cabina. Por tanto, los proyectores que buscaban tenían que poder generar una imagen correcta geométricamente en una superficie curva.

Para dar respuesta a los requerimientos que precisaba la exposición se optó por los proyectores Sony 3LCD VPL-FHZ55 que fueron suministrados por el proveedor de servicios AVI Studio y colaboró con el fabricante para realizar la instalación de los dos equipos.

Los proyectores láser 3LCD de Sony combinan una fuente de luz láser muy eficiente con la última tecnología de panel 3LCD BrightEra de Sony. Ya sea en Las Vegas de noche, Chicago con nieve o Hannover con alta visibilidad, los pilotos de la simulación pueden tomar sus decisiones basándose en proyecciones de extrema luminosidad y alto contraste con una gran precisión del color.

Además, Sony ha desarrollado la función de brillo constante para el VPL-FHZ55, que permite que este permanezca a 3.000 lúmenes constantes a lo largo del ciclo de vida útil de la fuente de luz láser. Gracias a la calidad de imagen sin distorsión de la pantalla cóncava, los pilotos de prueba disfrutan de 130 grados de vistas panorámicas y, por tanto, se acercan considerablemente a la realidad en cabina.

Proyectores Sony simulador aeropuerto Hanover

Factores determinantes

Varios fueron los factores que determinaron que el aeropuerto de Hánover se decidiera por los proyectores VPL-FHZ55 de Sony. En primer lugar, el coste total de explotación (TCO) resultó ser más ventajoso que el de un proyector de luz convencional. Mientras que las lámparas de los proyectores convencionales deben sustituirse trascurridas mil horas como máximo, la fuente de luz láser del VPL-FHZ55 puede alcanzar las 20 000 horas.

También fue decisiva la alta resolución WUXGA de 1920 x 1200 pixels, ya que permite reproducir imágenes en Full HD en un área de 6,15 metros de ancho y 1,80 metros de alto con solo dos proyectores en lugar de los tres anteriores.

En combinación con una salida de luz de 3000 lúmenes, se producen imágenes muy luminosas sin pixels individuales, a pesar de la amplitud de la pantalla. El proceso de fusión de bordes permite combinar las proyecciones individuales de los dos proyectores VPL-FHZ55 sin problemas y con coincidencia precisa de colores para crear una imagen de un realismo asombroso.

Gracias a esta tecnología, se pueden solapar las superficies de ambas proyecciones con una iluminación equilibrada y, a diferencia de los sistemas colocados uno junto al otro, crear una imagen integrada a todo lo ancho de la pantalla. Gracias a la deformación de imagen, su geometría en superficies cóncavas puede corregirse sin problemas para generar una proyección totalmente natural.

Aeropuerto de Hannover


(Visited 45 times, 1 visits today)

Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 17 Jul, 2014
• Sección: DESTACADO, Display, Formación, Proyección, Simulación