El suelo del Museo Nacional de Astana se ha convertido en una parte muy importante de la exposición que se exhibe, gracias al gran videowall que GDS ha instalado con su solución Floor Display, configurado con pantallas LED retroiluminadas de 46 pulgadas.

GDS Floor Display National Museum Astana

Digital Solutions Global (GDS) ha proporcionado más de 900 unidades de su sistema Floor Display al Museo Nacional de la República de Kazajstán en Astana. Esta solución está diseñada para crear espectaculares instalaciones de vídeo en el suelo (video-floors).

“Como el resto de la familia de pantallas de GDS, Floor Display está diseñada para proporcionar una imagen digital excepcionalmente atractiva y un funcionamiento eficaz en cualquier condición ambiental de iluminación gracias a su alto brillo y contraste. Además, es una solución fácil de instalar y mantener. Ofrece una experiencia muy inusual que anima al usuario a mirar hacia abajo y caminar sobre ella. Es totalmente segura ya que está construida con un material anti deslizante y anti arañazos”, comenta Ivano Pozza, Business Division Manager de Global Display Solutions.

GDS Floor Display National Museum AstanaEn el Museo Nacional de Astana se ha realizado la instalación de una solución de visualización que cubre 5.650 metros cuadrados y, para ello, se han utilizado pantallas de 46 pulgadas con retroiluminación LED. “Este proyecto se construido teniendo muy en cuenta el uso al que iba a ser destinado por lo que se ha puesto mucha atención en que fuera una superficie anti deslizante, que soportará incluso el peso de un coche, pero que esto no afectara a la calidad de la imagen”, comenta Robert Heise, Executive Vicepresident and General Manager for Global Display Solutions.

Las pantallas están unidas ópticamente y cada una de ellas incorpora un PC que alimentar el contenido a todo el display. Floor Display está diseñada para funcionar 24×7 con un material de vidrio altamente resistente. El tratamiento G-Bond de GDS protege la pantalla LCD ante la entrada de polvo o condensación. También dispone de un sistema de diagnóstico para monitorizar la operativa de la pantalla y otro de split-image para crear continuidad entre las imágenes cuando se instala un display junto a otro.

Según Ivano Pozza, el proyecto Astana servirá como buque insignia para futuros proyectos que precisen este tipo de instalación. La compañía ya está trabajando para implementar al sistema en otros museos, áreas de exposición, bancos y salas de conferencias.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 2 Oct, 2014
• Sección: Casos de estudio, DESTACADO, Digital signage, Display