La serie CIS de Yamaha es la gran protagonista del nuevo sistema de audio instalado en Cinecitta, uno de los edificios culturales más importantes de la ciudad holandesa de Tilburg, que acaba de finalizar una importante remodelación.

Yamaha Cinecitta

Construido en 1877, Cinecitta es uno de los edificios culturales más importantes, protegido como monumento nacional, de Tilburg, la sexta ciudad más poblada de los Países Bajos, que originalmente se utilizaba como sala de conciertos, ópera y teatro. Desde el año 1916 ha funcionado como una sala de cine, si bien se ha seguido la trayectoria de celebrar conciertos, entre ello el del prestigioso pianista Vladimir Horowitz; exposiciones, conferencias y presentaciones, haciendo honor también al nombre del estudio de cine Cinecitta de Roma.

Tras un complejo proyecto de reforma, que ha supuesto una inversión de 6 millones de euros, el edificio cuenta ahora con tres salas de cine, un espacio multifunción, otro para conferencias y un restaurante con bar y zona de descanso.

Teniendo en cuenta la actividad que se realiza en Cinecitta, la instalación de un gran sistema de sonido ha sido primordial, bajo los estrictos requisitos de proteger visualmente este edificio considerado monumento nacional. La empresa Klundert Audiovisueel ha sido la encargada de instalar y suministrar el equipamiento de sonido, que se ha realizado con tecnología Yamaha, en concreto de la gama CIS.

Yamaha Cinecitta

Sistema a medida

Como explica Dennis van der Vleuten, CEO de Klundert Audiovisueel, “una de las principales ventajas de la gama Yamaha CIS es que se trata de una solución completa para ofrecer un sistema a medida con un sonido de gran calidad. También estoy muy impresionado por la estética de los altavoces VXS, que encajan perfectamente con la arquitectura”.

Los sistemas Yamaha CIS se han instalado en tres áreas clave del edifico, como la sala multifunción, que cuenta con cuatro altavoces VXS8W y VXS10S, mientras que en el bar-restaurante se han instalado diez unidades del modelo VXS5Ws que se han configurado como un único sistema para tres zonas diferentes.

Yamaha Cinecitta

Todos estos espacios se gestionan con los procesadores de matriz MTX-3 y los amplificadores XMV8280, cuyo control se realiza a través de las unidades DCP1V4S y DCP4V4S montadas en la pared.

Por su parte, la sala de reuniones dispone de cuatro altavoces VXS5W alimentados por un amplificador MA2030 de Yamaha, con funciones integradas para la mezcla de tres estéreo y dos entradas de micrófono.

“Los con los controladores de matriz Yamaha MTX son muy fáciles de programar, tanto in situ como en remoto –asegura Van der Vleuten-, además de ofrecer características que otros fabricantes no tienen, como DCAs para entradas y salidas”.

El responsable de este proyecto recalca también la facilidad de control que ofrecen las unidades DCP de Yamaha “que se pueden configurar para aplicaciones sorprendentemente complejas, lo que da una gran flexibilidad como diseñador de sonido, ya que el usuario final sólo tiene unos pocos botones de los que preocuparse, mientras que el instalador puede acceder a muchos parámetros de la serie MTX y crear un sistema de sonido muy sintonizado y preciso para satisfacer las demandas de cualquier cliente”.

Yamaha Cinecitta


(Visited 46 times, 1 visits today)

Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 14 Oct, 2014
• Sección: Audio, Casos de estudio