Este sistema permite analizar la señal eléctrica que llega a la mesa de mezclas y la señal acústica para adecuarse a la normativa del Ayuntamiento de Madrid en establecimientos de ocio y entretenimiento, como el bar de copas Xaloc.

Limitador MRC Audio EQLimit en Xaloc

El bar de copas Xaloc, situado en la madrileña calle Huertas, cuenta con una licencia para realizar actividades con equipos de reproducción o amplificación sonora o audiovisual y sus niveles sonoros previsibles son de hasta 95 dBA. Para poder controlarlo ha instalado un limitador de sonido por frecuencias EQLimit de MRC Audio.

Limitador MRC Audio EQLimit en XalocEl limitador se ha sido instalado entre el mezclador y las etapas de potencia, y cuenta con un micrófono que mide el nivel de presión sonora, analizando la señal eléctrica que llega desde la mesa de mezclas y la señal acústica. Esto permite ajustar el nivel de salida para que no exceda los máximos configurados en el dispositivo. Además, permite almacenar los datos de los niveles sonoros de cada sesión, así como las posibles manipulaciones del sistema y las re-programaciones.

Esta instalación ha sido realizada por el equipo técnico de Telco, aportando además sus soluciones de conectividad para asegurar el correcto funcionamiento de toda la cadena reproductora de audio.

En cuanto a las normativas, cada ayuntamiento toma medidas contra la contaminación acústica para adecuarse a la nueva ley nacional del ruido exigiendo la instalación de un controlador o limitador, pero no implica que se baje siempre el sonido o que se produzcan cortes bruscos en la música, solo que hay que tener un mayor control y hacer que el equipo suene en el nivel adecuado.

MRC Audio EQLimit

MRC Audio EQLimit

El EQLimit permite controlar dos puntos de medida por medio de dos micrófonos diferentes, aplicando ponderaciones “C” “A” o “BASS”. Es posible elegir el sistema de control del nivel de audio desde la señal del micrófono o la salida de audio, y en ambos casos de manera global o por frecuencias.

La señal de control se compara con unos niveles prefijados y medidos en el display. En el caso de limitación, según horario, por mucho que se aumente la señal de entrada o la amplificación de las etapas de potencia, el nivel en la sala no superará el fijado como umbral. La actuación del limitador está indicada por una serie de leds marcados con 5, 10, 15 ó 20 dB de atenuación. Aunque no indique por encima de estas cantidades, el equipo seguirá limitando incluso si la señal se aumenta más de 60 dB.

El circuito de limitación es una de las ventajas de este equipo ya que su diseño impone un nivel máximo pero sin cortes bruscos en la música y sin los consabidos efectos de bombeo o sonido de respiración, consiguiendo una gran calidad en la escucha, incluso con altos niveles de atenuación.

Dispone de un ajuste de la atenuación global y fija para los dos canales, de forma que es posible adecuar el nivel máximo de la cadena amplificadora con el nivel de trabajo real requerido, evitando tener que reducir esa diferencia sólo con la limitación activa. Esto asegura un nivel máximo de sonido aunque por alguna razón el equipo no limitara normalmente.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 4 Feb, 2016
• Sección: Audio, Casos de estudio, Control