Tras su restauración, el pabellón de Sant Salvador se ha convertido en un museo que difunde la vida y obra de su arquitecto, Lluís Domènech i Montaner. Un viaje interactivo que da la bienvenida con una gran pantalla circular de 5 proyectores que, en sincronía con las luces de la sala, resume los contenidos que el visitante se va a ir encontrando a lo largo del recorrido.

El Hospital de Santa Creu i Sant Pau de Barcelona ha abierto al público un nuevo espacio, situado en el Pabellón de San Salvador, que tras un periodo de rehabilitación recupera la que fuera la antigua Unidad de Curas Intensivas del recinto modernista.

Sono ha contribuido a la rehabilitación del este espacio suministrando el equipamiento audiovisual (proyectores, monitores, sistema de control e iluminación), así como la instalación de todo el equipamiento, la producción de contenidos audiovisuales y la programación del sistema de control para la sincronización de contenidos e iluminación.

El espacio, dividido en dos plantas, explica la historia del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau desde sus orígenes en 1401, rindiendo homenaje a la figura de Lluís Domènech i Montaner.

Con un recorrido muy intuitivo, el viaje empieza en la planta subterránea donde nada más entrar, el visitante se encuentra con una gran pantalla circular de cinco proyectores en sincronía con las luces de la sala y que resume de manera sintética, los contenidos expositivos que se va a ir encontrando a lo largo del recorrido.

En esta misma planta, las pantallas de vídeo y los sistemas interactivos complementan los plafones informativos y las vitrinas, ayudando a visualizar con detalle la colección patrimonial del Archivo Histórico de la Fundación Privada en un viaje por la historia de la medicina catalana.

El recorrido sigue en la planta superior del edifico con un montaje donde los videowalls interactivos, las proyecciones sobre la pared, los monitores y la iluminación se integran para contar la historia de la obra y figura de Lluís Domènech i Montaner en sus tres facetas: la de erudito, arquitecto e ideólogo. Se trata de una recreación contemporánea de un dragón, un motivo característico de la iconografía catalana a lo largo del tiempo y que fue revisada y tratada por los modernistas.

También en la primera planta se encuentra un espacio de consulta y otro para talleres escolares con reproductores interactivos de medida compacta.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 13 Feb, 2017
• Sección: Casos de estudio, Control, DESTACADO, Display, Iluminación