En el stand se muestran las pantallas interactivas de las series 7000, 6000 y 2000, que buscan agilizar el proceso de enseñanza y aprendizaje. La primera es la más avanzada, idónea para grandes aulas; mientras que la 6000 destaca por su facilidad de uso y la 2000 está pensada para aquellos centros y profesores que no precisan de las capacidades táctiles.

Crambo y Smart han acudido a la cita de SIMO Educación 2017, que se está celebrando en IFEMA hasta mañana, con lo más innovador en soluciones educativas. La estrategia del mayorista pasa, como explica Jesús Torres, director Corporate & Educación de la compañía, “por diseñar un ecosistema que busca dar respuesta los retos que plantea el mundo educativo desde la perspectiva de la transformación metodológica, la formación, el equipamiento y los servicios. Queremos acompañar a los centros en su transformación digital. Nuestras soluciones se fundamentan en cuatro pilares fundamentales: personalización, comunicación, colaboración y creatividad”.

Personalización, ya que escuchando a la comunidad educativa detecta los retos que propone y ofrece respuestas concretas que permitan obtener los resultados esperados. Para ofrecer un entorno donde se fomente la colaboración y comunicación, Crambo ofrece herramientas que generan sólidas comunidades de aprendizaje. Y en lo que respecta a la creatividad, el mayorista ayuda a los alumnos a desarrollarla con iniciativas que impulsan las asignaturas STEM y los espacios maker para que sean diferenciales.

En el stand 12G02 pueden verse las últimas soluciones de visualización de la firma canadiense Smart, mientras que en el 12E32 muestra con Parrot el uso que pueden tener los drones en el entorno de la educación.

Pantallas interactivas que agilizan el aprendizaje

Las novedades que está presentado Smart en SIMO Educacion giran en torno a las pantallas interactivas de las series 7000, 6000 y 2000 que buscan agilizar el proceso de enseñanza y aprendizaje.

La más avanzada de todas ellas es la serie 7000 (disponible en 75 y 86 pulgadas) y que con un resolución 4K está pensada para grandes aulas. Cuenta con un tiempo de reacción menor que las series anteriores y permite la escritura en cuatro colores diferentes reconociendo hasta 16 toques al mismo tiempo sobre su superficie.

Su sistema de reconocimiento de toque ofrece la posibilidad de usar distintas herramientas a la vez, además de escribir, trasladar objetos y borrar sin tener que seleccionar nada en la pantalla. A todo ello se suma la integración de sensores que encienden automáticamente el dispositivo cuando se entra en la sala.

Por su parte, la serie 6000 destaca por su facilidad de uso, que permite al docente enseñar con total libertad. Así, puede manejar cualquier aplicación gracias a la interactividad y el reconocimiento táctil que le ofrece esta pantalla, que se traduce en conseguir la atención del alumnado de forma natural. También admite la creación de actividades y juegos interactivos de manera muy sencilla. A esto se añade la posibilidad que tiene de poder utilizar o no un ordenador junto con la pantalla porque con ella es posible, a través de Internet, enviar actividades y archivos.

Por su parte, los alumnos pueden utilizar sus dispositivos para interactuar con los contenidos de la pantalla, jugar a las actividades creadas por el docente, compartir sus pantallas con el panel de manera inalámbrica e, incluso, a través de la plataforma de software educativo Smart Learning Suite Online, usar todos los recursos desde cualquier lugar con tan sólo contar con un dispositivo con conexión a Internet.

Y para aquellos centros y profesores que no requieren de la interacción mediante el toque pero sí quieren valerse de vídeos, música, presentaciones, páginas web, aplicaciones y fotografías… Smart cuenta con la serie 2000. Con un tamaño de 75 pulgadas, las pantallas que conforman esta línea ofrecen la facilidad de compartir contenidos de manera inalámbrica desde un smartphone, tablet u ordenador, ya sea Android, iOS o Windows. Gracias a ellas, el profesor, además de compartir presentaciones, puede ceder el panel a la pantalla de un alumno en cualquier instante.

Fomentando la interactividad en el aula

En su stand, Crambo están exhibiendo su solución hey!U, un dispositivo que permite a profesores y estudiantes mejorar su comunicación y crear clases más interactivas y amenas. Está integrado por un panel de Leds que se ilumina para transmitir distintos mensajes. Funciona conectado por USB a ordenadores con sistema operativo Windows y Mac OS, así como a tabletas y smartphones Android e iOS.

Este sistema permite feedback inmediato. Además, se combina con el software educacional de hey!tech, que incluye herramientas que evalúan la comprensión como tests rápidos, que fomentan la participación y la expresión del retorno. Gracias a él, se puede evaluar la comprensión de los alumnos y si han entendido o no los temas que se explican, resolviendo las dudas que tengan al momento. También, realizar tests rápidos en los que tienen que elegir la respuesta correcta de entre varias opciones.

Asimismo, los alumnos pueden escribir la respuesta a una pregunta abierta y los docentes pueden comprobar cuál ha sido la respuesta general y la de cada alumno en particular de un vistazo. Otro de sus usos es que permite saber si la clase está realizando una tarea o navegando por Internet, y asegurarse de que el alumnado utiliza la aplicación correcta en cada momento gracias al detector de apps.

Hey!U es un dispositivo que puede utilizarse en cualquier momento de la clase, ya sea al inicio (para comprobar el nivel de conocimiento con el que se accede a un tema), durante su desarrollo o al final, con el objetivo de conocer la opinión de las actividades que se realizan o los objetivos logrados.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 26 Oct, 2017
• Sección: DESTACADO, Display, Eventos, Formación