Kevin Yang, director técnico de producto de MMD Europa explica cómo elegir el monitor más adecuado para cada necesidad profesional.

Monitores AOC MMD

El monitor, la pantalla profesional, es un elemento indispensable en cualquier ámbito profesional, tras la cual empleados y responsables de IT pasan muchas horas al día. La elección del sistema más adecuado a cada necesidad es igualmente fundamental para mejorar la labor del usuario en su tarea.

Así lo desvelan las respuestas que Kevin Yang, director técnico de producto de MMD Europa, ofrece en esta entrevista para elegir el monitor más adecuado a cada necesidad.

MMD Europa Kevin Yang director producto– ¿Qué características y beneficios aportan los paneles IPS y VA a la hora de elegir un monitor profesional?

Creemos que los distintos tipos de monitores han sido, de alguna manera, estereotipados a lo largo de los años. Tanto los monitores IPS como los VA han estado en el mercado durante casi veinte años, y las versiones originales tenían una mala reputación por distintos factores. Comparados con los monitores LCD TN, los IPS forjaron su mala reputación al tener un tiempo de respuesta muy lento, efecto fantasma y ruido de imagen, pero las cosas han cambiado.

Los monitores IPS modernos han mejorado mucho: tienen un tiempo de respuesta razonable y distintos usos. Esto mismo puede atribuirse a los monitores VA, que siempre han sido reconocidos por tener un mejor ratio de contraste que los IPS y TN, pero su problema original era la precisión cromática, inferior a la de los IPS, y un tiempo de respuesta pobre.

Sin embargo, las pantallas de hoy en día no tienen esos problemas, ya que hay modelos VA con tiempos de respuesta rápidos e incluso tecnología QuantumDot, que permite una mayor calidad cromática que en los IPS.

– ¿Qué tipo de panel se ajusta mejor a los diseñadores gráficos y los editores de vídeo?

La precisión cromática es muy importante para los diseñadores gráficos, por ello los monitores IPS son los recomendados para este grupo. Podríamos decir que es el mismo caso para los operadores de vídeo, excepto porque además éstos necesitan una resolución excelente, ya que las pantallas con mayor resolución hacen la edición de vídeo más fácil.

Por ejemplo, en lugar de tener dos monitores juntos, uno para el vídeo y otro para los controles, deberían tener al menos un monitor de 34” en 21:9 que permite tener ambos escritorios en una sola pantalla, lo que es realmente productivo.

– ¿Y para las empresas que buscan aumentar la productividad de sus empleados?

Esto depende en gran medida de lo que los empleados vayan a hacer con el monitor. En términos generales, es mejor tener una pantalla con funciones de retroiluminación flicker-free o low blue light, lo que evita dolores de cabeza provocados por estar muchas horas frente a la pantalla y reduce los rayos de luz azul de onda corta, que son potencialmente peligrosos para los ojos.

Si el usuario tiene una instalación multi-pantalla, los monitores sin bordes serán la mejor elección por su mejor integración entre pantallas.

Philips MMD 328P6AUBREB– ¿Qué tiempo de refresco es el más adecuado para los profesionales que estan en una oficina?

Normalmente 60 Hercios es la elección óptima para este tipo de usuarios, ya que solamente los gamers profesionales se beneficiarán de las pantallas con 144 Hercios. De hecho, a lo largo de 2018 lanzaremos monitores de ultra alta resolución, incluso 8K, con la mejor calidad cromática, tecnología HDR, y aún serán de 60 Hercios, porque no hay necesidad de ir más allá, ya que apenas hay contenido multimedia que pueda beneficiarse de un tiempo de refresco más rápido; eso es solo para profesionales de los videojuegos muy exigentes.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 15 Ene, 2018
• Sección: Display, Entrevistas, Negocios