Este centro europeo de investigación nuclear europeo ha logrado agilizar la colaboración científica entre los estados miembros gracias a los codificadores Matrox H.264.

CERN matrox

Con sede en la frontera franco-suiza, la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) es un referente por sus descubrimientos en el campo de la física de partículas desde hace sesenta años, por lo que algunas de las mentes más brillantes del mundo colaboran y experimentan allí sobre la estructura fundamental del Universo.

La organización ha crecido hasta albergar a veintidós estados miembros y ha logrado mejorar el diálogo entre naciones utilizando el lenguaje de la ciencia. El Centro de Investigación de Física de partículas cuenta con algunos de los equipos más grandes y sofisticados del mundo como, por ejemplo, el Gran Colisionador de Hadrones (LHC), un acelerador de partículas de 27 Km. de largo, enterrado a más de 100 metros de profundidad, que ha sido clave para analizar la forma en la que las partículas interaccionan entre sí.

CERN matrox

Con esta intensa y compleja actividad científica, las instalaciones de CERN disponen de 260 salas de conferencia, algunas de ellas habilitadas para la transmisión web, y por ello era necesario encontrar una solución que proporcionara la misma experiencia de calidad tanto a los presentes en la sala como a los asistentes a distancia.

Marek Domaracky, responsable de videoconferencias de CERN, buscaba una solución escalable, capaz de captar y reproducir tanto audio como elementos de vídeo y gráficos de forma simultánea. Hasta ahora se utilizaba un PC, dos tarjetas de captura, un codificador y un software de control para retransmitir los seminarios por Internet en forma de videoconferencia.

Una configuración un tanto compleja que, en ocasiones generaba algún problema para su puesta en marcha y efectividad en la colaboración. La solución pasaba por simplificar el proceso de transmisión con un dispositivo individual, capaz de iniciar, detener y grabar la transmisión de modo independiente.

CERN matrox

Además, CERN organiza conferencias de forma sucesiva; y por ello el equipo de Domaracky buscaba una solución fiable y flexible para una transmisión en línea continua, que no desconectara a los espectadores durante la pausa entre presentaciones.

Con estos requerimientos, Domaracky puso a prueba varias soluciones antes de seleccionar el dispositivo codificador Matrox Monarch HD H.264, que fue la única propuesta permitió al CERN iniciar y mantener una trasnmisión sin interrupciones, al tiempo que podían detener las grabaciones sin afectar a la transmisión en directo, y capturar solo la presentación, y no la configuración ni la transición entre los oradores.

Ahora, los auditorios de CERN están equipados con dos dispositivos Monarch HD, conectados a un conmutador a través de HDMI. Algunos de ellos cuentan con una cámara SDI conectada a una unidad Monarch HDX, capaz de aceptar señales de fuentes HDMI o SDI.

CERN matrox

En ambos casos se utiliza una mesa de mezclas para controlar el volumen de los micrófonos de los presentadores. La salida de la mesa se envía a los altavoces del auditorio y una segunda salida a la entrada analógica estéreo de Monarch.

La API (interfaz de programación de aplicaciones) de Monarch HD ha sido fundamental para su elección en este proyecto, ya que permitió a los integradores de CERN desarrollar una interfaz web para controlar las grabaciones de forma remota.

Así lo asegura Domaracky: “para nosotros, la gestión remota fue lo que decantó la balanza. Podíamos llegar a tener dos o tres conferencias web al mismo tiempo y no contábamos con técnicos suficientes que pudieran estar presentes en todas las salas. La API de Matrox nos ha dado la solución a este problema”.

CERN matrox

Actualmente, un operador puede observar la transmisión en línea durante el día y determinar cuándo iniciar y detener las grabaciones a través de la interfaz web basada en la API. Los dispositivos de Monarch permiten enviar transmisiones en línea diarias en RTMP a un servidor multimedia Wowza, instalado en CERN, mientras que los eventos de gran difusión y con una audiencia en línea mucho mayor se envían a la red de entrega de contenidos (content delivery network-CDN) de Limelight Networks.

A través de la API, Monarch se configuró para que grabara conferencias directamente en un almacenamiento compartido dentro de la red local. Cuando las conferencias se celebran fuera de las instalaciones, se graban en un dispositivo USB adjunto y se transfieren a la red a posteriori.

CERN matrox

Las grabaciones se suben después al portal de vídeo, exclusivo de CERN y diseñado por la propia organización, para que el público pueda decidir entre ver la conferencia en pantalla completa, las notas o cambiar a una vista simultánea.

Las transmisiones en línea permiten unirse a miles de espectadores de todo el mundo, como ocurrió con el anuncio del descubrimiento del bosón de Higgs, con 50.000 espectadores simultáneos y casi un millón de visualizaciones bajo demanda.

“Los decodificadores Matrox Monarch nos han permitido progresar y mejorar en nuestra misión de transmitir el conocimiento, tanto a la comunidad científica como al público en general”, afirma Domaracky. “Tenemos un proceso de selección muy estricto y los productos Matrox son los únicos que han cumplido nuestros requisitos técnicos y financieros”.

CERN matrox


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , , ,
Por • 25 Jun, 2018
• Sección: Casos de estudio, DESTACADO, DESTACADO Caso Estudio, Distribución señales, Telepresencia / Videoconferencia