En la renovada Terminal C se ha creado ‘Interconnected’, un videowall artístico integrado por una pantalla Led NanoLumens Engage de 2,5 mm y 42,6×3 metros. También se han instalado dos de 4,7 mm Performance Series en forma de trapecios.

Nanolumens Aeropuerto Internacional Charlotte Douglas

El aeropuerto internacional Charlotte Douglas (CLT) de Carolina del Norte (Estados Unidos) acaba de completar una renovación y expansión de 200 millones dólares de su Terminal C, iniciativa que acaba de completar su primera fase con una adición de nueve entradas y 70 metros cuadrados y que forma parte de un proyecto más ambicioso (Destination CLT) que incluirá las explanadas y el aeródromo.

En esta iniciativa también se ha tenido en cuenta la incorporación de nuevos elementos que doten a la terminal de un aspecto más dinámico y atractivo. De esta forma, se incorporado una obra de arte denominada ‘Interconnected’, que está considerada la más grande de su tipo y que es visible desde dentro y fuera de la terminal.

Creado por el artista californiano Refik Anadol, Interconnected es una obra de arte digital compuesta por tres videowall Led de alta definición que miden más de 600 metros cuadrados y que muestran constantemente visualizaciones dinámicas abstractas derivadas de datos de operaciones aeroportuarias (llegadas y salidas de vuelos, manejo de equipaje y transporte). Para su diseño se ha utilizado una pantalla Led de la serie Engage de 2,5 mm y dos Performance Series de 4,7 mm de NanoLumens.

Nanolumens Aeropuerto Internacional Charlotte Douglas

Frank Milesky, de la empresa responsable de la integración, Cenero, abordó el proyecto como una fusión de tecnología, arte y diseño. “El objetivo era integrar las ilustraciones digitales que reflejaran el movimiento y el tráfico del aeropuerto. No se trata solo de mostrar contenido, sino de cambiar la experiencia del pasajero en el aeropuerto internacional Charlotte Douglas”.

Originalmente, el aeropuerto estaba considerando la tecnología de proyección para este proyecto, pero según la experiencia del artista digital de Refik Anadol la mejor opción era la tecnología de visualización de NanoLumens ya que podía manejar adecuadamente lo que se describe como una de las visualizaciones de escultura de datos más grandes del mundo.

“Una vez que escogimos a Refik como el artista para hacer este proyecto, le presentamos las soluciones de NanoLumens e inmediatamente supo que sus pantallas serían perfectas para este proyecto y para su obra de arte digital”, explicó Marcus Mitchell , Program Director for the Arts & Science Council, organización responsable de la ejecución este proyecto en nombre del aeropuerto.

El videowall diseñado para el proyecto ‘Interconnected’ integra una pantalla Led de la serie Engage de 2,5 mm de NanoLumens. Esta se encuentra dentro de la Terminal A del aeropuerto y tiene una superficie de 42,6×3 metros.

“La pantalla más grande se despliega en una gran parte de la nueva Terminal C que tiene ventanas que cubren el otro lado, por lo que también puede ser visto por personas que pasan por allí, así como aquellos que caminan hacia el aeropuerto desde el exterior”, comenta Mitchell.

Las pantallas de la serie Engage de NanoLumens son una buena opción para cualquier área donde se requieran imágenes nítidas y visualizaciones en primer plano. Y a diferencia de las pantallas tradicionales que son pesadas y difíciles de admitir, estas pueden instalarse y recibir mantenimiento desde la parte frontal, y no requieren ventiladores ni aire acondicionado.

“El arte de Refik fue tan bueno para NanoLumens, no solo por la forma en que sus productos capturan el riqueza y profundidad del arte, sino porque era necesario que existiera esta asociación de colaboración para desarrollar esta pantalla finamente ajustada, que coincidiría perfectamente con las especificaciones del trabajo de Refik. El equipo de NanoLumens solo se aseguro que existiera esta relación armoniosa”, aclara Dave Hunt , presidente de DG Hunt & Associates , la compañía de gestión de proyectos que trabajó como enlace entre Refik y NanoLumens.

Otro desafío para Cenero era asegurarse de que una pantalla de esta envergadura mostrara una imagen perfecta sin biseles y también manejara toda la luz ambiental diurna que entraba por las muchas ventanas de la sala.

Pantallas trapezoides

Cenero instaló dos pantallas adicionales de 4,7 mm NanoLumens Performance Series con forma de trapecios en las puertas ubicadas al final de la Terminal A. Estas también son visibles tanto desde dentro como desde fuera del aeropuerto. Estas miden, aproximadamente, 8,5×4,5 metros en una esquina y 12×5,8 metros en la otra esquina.

Las pantallas de la serie Performance de NanoLumens están optimizadas para instalaciones planas y de alto brillo, y transforman la forma en que el espectador está involucrado. Con unos 79 mm de profundidad, estas pantallas ultra delgadas crean esquinas perfectas y están disponibles en cualquier tamaño con pixel pitch que van desde 3 a 9 mm.

Cada una de estas pantallas también funciona las 24 horas del día y están sincronizadas con la pantalla del vestíbulo más grande, ya que cada una tiene su propio contenido.

“Esta obra de arte que cambia y evoluciona constantemente, ya que responde al flujo de datos en constante cambio, creando una instantánea viviente de los patrones invisibles que nos rodean a medida que viajamos a, desde y dentro del aeropuerto internacional Charlotte Douglas”, concluye Refik.

 


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 28 Sep, 2018
• Sección: Casos de estudio, DESTACADO, Digital signage, Display