A través del proyecto Vives, y utilizando la realidad virtual, Endesa ofrece un entorno donde aprender a realizar operaciones de mantenimiento de una central térmica de forma segura sin estar físicamente dentro de las instalaciones.

Endesa proyecto Vives VR

Endesa ha puesto en marcha el proyecto Vives (Virtual, Inmersivo, Visión, Endesa, Seguridad), un programa basado en realidad virtual que busca recrear el interior de una central térmica para que sus empleados puedan hacer prácticas en un entorno ‘real’ sin correr riesgos ni interferir en el funcionamiento de los equipos.

En último término su objetivo es ofrecer un entorno donde aprender a realizar operaciones de mantenimiento de una central térmica de forma segura sin estar físicamente dentro de las instalaciones.

Esta iniciativa se enmarca dentro de la implantación de la metodología Loto en las centrales de generación térmica, un procedimiento de seguridad para desconectar y consignar las fuentes de energía de los equipos industriales mientras se realizan operaciones de mantenimiento, limpieza o reparación.

La formación a través de realidad virtual inmersiva ha sido desarrollada por Minsait, filial de Indra, y se va a implantar en las 24 plantas de generación térmica de Endesa en España para que más de 700 profesionales se puedan entrenar en trabajos de gestión de descargos y bloqueo físico de equipos.

Endesa proyecto Vives VR

“Este programa nos permite adquirir conocimientos de manera sencilla y segura en operativas que en la realidad conllevan riesgos en nuestra seguridad. Se trata de proteger a los trabajadores de posibles accidentes provocados por una puesta en marcha accidental o por un encendido imprevisto durante un servicio de mantenimiento o aislamiento”, comenta Julián Gallego Alarcón, técnico del Servicio de Prevención Mancomunado (SPM) de Cataluña.

Para conseguir un entorno virtual lo más parecido posible a la realidad, el equipo de Minsait recorrió varias instalaciones de Endesa para fotografiar y grabar todos los elementos implicados en los procesos.

La inmersión es total gracias a las gafas, que incorporan auriculares, y a los mandos con los que se van siguiendo las indicaciones del instructor. Los candados, etiquetas y demás elementos que son necesarios en el entorno real se reproducen con gran exactitud. Hay que seguir paso a paso las instrucciones recogidas en un cuaderno de campo: si la herramienta detecta que se salta algún paso, automáticamente se produce un aviso y no permite seguir hasta que se complete todo el proceso.

En cada nivel se recrean distintas situaciones reales e interacciones con otros actores que intervienen en el proceso y se aplican los procedimientos asociados a Loto incorporando el uso de EPIS (equipos de protección individual).

La realidad virtual “facilita la comprensión de operativas y procedimientos gracias a la experiencia y práctica inmersiva”, tal como señala Patricia García Gómez, técnica del SPM en la central de As Pontes.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 26 Feb, 2019
• Sección: Formación, Realidad Aumentada, Simulación