Para conmemorar esta distinción se proyectó en la fachada del ayuntamiento el mapping ‘Into the Forest’. Para cubrir las caras frontales del edificio, así como los tres lados visibles de la torre del reloj se utilizaron doce PT-RZ31K, funcionando en modo vertical.

Tras recibir la distinción de primer Distrito de la Cultura de Londres de la historia, Waltham Forest y su comunidad local rindieron homenaje a su historia cultural con un festival de luz y sonido que se prolongó durante tres días.

El evento unió a la comunidad con historias del pasado, presente y futuro de este distrito del noreste a través de sus tres temáticas principales: radicales, creadores y compañerismo. El momento estelar del festival fue cuando el ayuntamiento de Waltham se transformó para ofrecer el espectáculo nocturno ‘Into the Forest’.

Creado por los artistas Greenaway & Greenaway, la productora audiovisual QED Productions facilitó la tecnología para proyectar la dinámica película, que contó la historia del distrito a través de la mirada de las diversas comunidades de Waltham Forest. El productor y músico Talvin Singh, ganador del Premio Mercury, fue el encargado de componer la banda sonora para este espectáculo haciendo que los sonidos del drum and bass regresaran a una de las zonas donde nació el género, a principios de los años 90.

En la preparación del evento, QED Productions se enfrentó al desafío de integrar la tecnología audiovisual más adecuada para cubrir todas las superficies del edificio, manteniendo un alto nivel de fiabilidad y calidad.

“El ayuntamiento es un edificio de estilo art déco realmente impresionante y ubicado en unos terrenos espectaculares, por lo que nos interesaba aprovechar todo su potencial y transformarlo por completo. Decidimos emplear doce proyectores PT-RZ31K de Panasonic de 30.000 lúmenes funcionando en modo vertical para cubrir las caras frontales del edificio, así como los tres lados visibles de la torre del reloj”, comenta el director de QED, Paul Wigfield.

Para poder cubrir las diferentes superficies y llenar el área situada detrás de las columnas centrales, los proyectores debían colocarse de manera precisa y realizarse un modelado 3D. QED separó las columnas y la fachada en el diseño de la plantilla, gracias a lo cual pudo crear un lienzo continuo donde fluían las imágenes, permitiendo además que las imágenes rodearan los pilares.

Se colocaron cuatro torres de proyección de seis metros de altura en el extremo opuesto del edificio, realizando proyecciones cruzadas para evitar la multitud de postes de luz, árboles y estructuras que de otro modo habrían bloqueado los haces de la proyección.

“Debido a las complejidades del edificio y de la proyección que intentábamos crear, la facilidad de instalación y funcionamiento era esencial. Los proyectores de Panasonic ofrecían la máxima resolución y funcionaban perfectamente con suministros de 13 amperios. Además eran muy ligeros y fáciles de instalar, lo cual los hacía más flexibles e ideales para realizar el mapping en todo el edificio”, añade Wigfield.

La precisión de la línea de proyección, junto con el sistema de fibra KVM Xtreme de QED para la línea de servidores multimedia ocultos, fueron esenciales para crear los distintos ángulos y caras necesarias para realizar el mapping. Gracias a este sistema, los servidores multimedia podían controlarse totalmente desde cualquier parte de la instalación.

“Al no disponer de equipos de respaldo en directo, este evento dependía totalmente de la fiabilidad de los proyectores de Panasonic y de la seguridad que pudieran ofrecer”, concluye Paul Wigfield.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 14 May, 2019
• Sección: Casos de estudio, Proyección