El ingeniero de sonido Gareth Owen decidió utilizar el transmisor de petaca SK 6212 de Sennheiser para todos los miembros del musical ‘Come from Away’, dado su pequeño tamaño y su gran autonomía.

El musical Come from Away ha sido un récord de taquilla tanto en Broadway como en el West End. Para proporcionar un refuerzo de sonido discreto y de alta calidad en el espectáculo, el ingeniero de sonido Gareth Owen decidió utilizar el transmisor de petaca ultracompacto SK 6212 de Sennheiser para todos los miembros del reparto.

El musical Come from Away compuesto por Irene Sankoff y David Hein es una historia con distintas tramas que habla de los habitantes de Gander (Terranova) y algunos de los 70.000 pasajeros de los 38 vuelos desviados a esta pequeña localidad canadiense en la semana posterior a los atentados del 11 de septiembre. Desde las primeras representaciones con llenos diarios en San Diego y Seattle en 2015, el musical ha seguido atrayendo a un público masivo en los teatros Gerald Schoenfeld de Broadway y Phoenix del West End londinense.

Recientemente, el musical se llevó cuatro premios Olivier 2019 en las categorías de mejor nuevo musical, mejor coreografía, mejor música y mejor diseño de sonido. El premio de diseño de sonido fue para Gareth Owen, siendo su tercer Olivier desde 2014.

Tras una primera prueba con el elenco de Londres en Dublín, Owen estimó que la tradicional petaca transmisora con micro era demasiado grande. “Lo idóneo en cualquier musical es que las petacas transmisoras y los micrófonos sean invisibles, un problema bastante recurrente. Para este espectáculo, los artistas deben llevar dos micros porque están en el escenario todo el tiempo, así que nos vimos muy presionados para encontrar algo más pequeño”.

La opción fue el modelo SK 6212 de Sennheiser, un minitransmisor digital de petaca ultraligero y compatible con los sistemas Digital 6000 y Digital 9000. Es tan pequeño como una caja de cerillas (63×47×20 mm), pesa 112 gramos y ofrece 12 horas de funcionamiento con una sola carga de batería.

“La autonomía de la batería del SK 6212 ha supuesto un cambio radical en la producción y los ensayos. Podemos trabajar un día entero con una sola carga, lo que nos permite ahorrar tiempo para concentrarnos en otros asuntos… La petaca es mucho más fácil de ocultar y es tan resistente que no tenemos miedo de que se dañe en actuaciones con coreografías enérgicas como esta”, comenta Reese Kirsh, responsable de sonido de la producción londinense de Come from Away.

Desde su estreno, la versión londinense de Come from Away ha allanado el camino para la gira por Estados Unidos, que está siguiendo el ejemplo y ya ha cambiado los sistemas que ha estado utilizando hasta ahora por los nuevos transmisores SK 6212 de Sennheiser, marca que distribuye en España Magnetron. Broadway y Toronto probablemente harán lo propio, al igual que Australia.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 17 May, 2019
• Sección: Audio, Casos de estudio