El fabricante de audio ha incorporado importantes avances en su innovador sistema de mejora acústica de control activo de campo (AFC).

El nuevo sistema AFC4 (la cuarta generación) de Yamaha incorpora importantes mejoras en el procesamiento de DSP y en el hardware. Cuando se combina con micrófonos y altavoces óptimamente colocados, los operadores de AFC4 pueden crear cualquier entorno acústico, incluso en un lugar al aire libre o sin techo.

Así lo señala Joe Rimstidt, ingeniero de diseño de sistemas de la división de audio profesional de Yamaha: “como fabricante de instrumentos musicales, productos de audio profesionales innovadores y experiencia en el diseño de numerosos espacios de actuación, tenemos una visión única de la naturaleza y el comportamiento de la creación de sonido y la acústica”.

La combinación de ello ha sido el nuevo sistema AFC4, “con el que es posible crear experiencias acústicas increíblemente naturales e inmersivas, tanto para el público como para los intérpretes -asegura Rimstidt-. Esperamos con interés las emocionantes posibilidades que nos depara el futuro para este sistema de mejora acústica”.

Active Field Control se presentó por primera vez en 1985, fruto de un preciso desarrollo para dar respuesta al creciente número de instalaciones que adoptaron una estrategia de uso multipropósito, y diseñado para ayudar a los operadores de los recintos a ampliar los tipos de configuraciones de rendimiento acústico que podían ofrecer.

Proporcionando una alternativa rentable y flexible a las renovaciones físicas más costosas y lentas, AFC ha permitido a los operadores de salas configurar rápidamente diferentes características acústicas para un espacio, sin comprometer su rendimiento sonoro original.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 6 Jun, 2019
• Sección: A fondo, Audio