El desarrollador de software ha rediseñado sus cuarteles de San José (California) para fomentar su cultura creativa y de colaboración digital. Ejemplo de ello es su sala de reuniones, equipada con sistemas retráctiles que responden a sus necesidades técnicas, productivas y estéticas.

Al contrario de los cada vez más habituales campus de muchas empresas de la estadounidense y creativa Silicon Valley, la sede de Adobe destaca por ser un edificio de oficinas moderno y sobrio, situado en el centro de San José, en California. Ahora, la compañía ha decidido reinventar sus cuarteles y para ello ha recurrido a la firma de arquitectura Valerio Dewalt Train Associates, situada en Palo Alto.

La Torre Oeste de la sede de Adobe, construida hace unos veinte años “parecía un banco -tal y como la califica uno de los project managers sénior de la compañía-. Simplemente, no parecía Adobe, la colorida empresa que se podrían imaginar”.

Por ello, hacía falta una remodelación creativa; una que reflejara el espíritu libre de la compañía y su atrevida innovación. Los sistemas audiovisuales eran una parte muy importante de la estrategia de este rediseño, tanto para mostrar los productos de Adobe como para dar apoyo a su fuerte cultura de colaboración digital.

Mesas de reuniones flexibles

Como punto neurálgico de la toma de decisiones de la compañía, la sala de dirección de Adobe fue concebida teniendo en cuenta las necesidades técnicas, la estética y el diseño. El proyecto de la sala terminó con la selección de una mesa con forma de U, equipada con monitores retráctiles Arthur Holm.

Los arquitectos necesitaban una solución que funcionara de manera eficiente y fiable, que optimizara el espacio de la mesa y que permitiera obtener la mejor visibilidad desde cualquier ángulo.

El empleo de los monitores retráctiles Dynamic2 de este fabricante resolvía las necesidades de ver de cerca información precisa, vídeos de alta resolución y otros datos, además de mejorar la concentración de los asistentes.

La mesa de reuniones se ha convertido en un elemento versátil, lo suficientemente flexible como para cumplir con diferentes funciones, ya que ofrece la posibilidad de esconder la tecnología cuando no es necesaria. El clásico, atemporal y discreto diseño de los monitores de bordes cuadrados Dynamic2 era perfecto para una integración total en el diseño del mobiliario.

Estos monitoresestán hechos a partir de un bloque sólido de aluminio adonizado y tienen un sistema elevador extremadamente rápido, a la vez que silencioso. Su movimiento vertical y su inclinación automática de 20° aseguran ergonomía, visibilidad y ángulo de visión, con un alto rendimiento.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 1 Jul, 2019
• Sección: Casos de estudio, Display