La quinta edición de este festival de música electrónica, celebrado en la localidad madrileña de Arganda del Rey, ha contado con Fluge Audiovisuales para suministrar los equipos de sonido, iluminación y vídeo para sus cuatro escenarios.

La Ciudad del Rock de Arganda del Rey (Madrid) acogió a finales del pasado mes de junio la quinta edición del festival de música electrónica A Summer Story, que tuvo una asistencia récord de 100.000 espectadores. Este año, la productora Disorder Events, empresa que forma parte de Fluge Entertainment, volvió a realizar el equipamiento de sonido, iluminación y vídeo, además de aportar el personal técnico AV para el evento.

El cartel de A summer Story incluyó este año a setenta artistas que actuaron en sus cuatro escenarios, entre los que se encontraban artistas internacionales como Richie Hawtin, Paco Osuna, Carl Cox, Nicky Romero, Lost Frequencies, Dimitri Vegas and Like Mike o Amelie Lens, entre otros.

El escenario principal (Main Stage) contó con un equipo de 340.000 vatios de sonido, compuesto principalmente por sistemas de la familia LEO de Meyer Sound. En concreto, el sistema de PA principal se configuró con 32 recintos de esta gama, junto con 8 Lyon-W y 48 subgraves 1100-LFC, todo de este fabricante.

En el frontfill se ubicaron veinticuatro recintos Meyer Sound Leopard, mientras que en el outfill se contó con dieciséis LEO y 8 Sound Mica, además de 16 Leopard más en las torres de delay y dos monitores Meyer Sound MJF-212A.

Iluminación espectacular con MA Lighting

El festival ha ofrecido a todos los asistentes un montaje espectacular, compuesto por gigantescas pantallas e iluminación que combinaba las tecnologías de tungsteno y de Led, en el que destacó la mesa de control grandMA3 en su versión full-size de MA Lighting (marca representada en España por Stonex), en el escenario Air Europa.

En el escenario principal se utilizaron dos GrandMA2 full-size para controlar una espectacular estructura piramidal, de 35 metros de altura, según el diseño integral de Eduardo Valverde, de Pixelmap Studio, junto con la programación y operación conjunta con Juan Manuel Lázaro Ordiales.

La decisión de controlar este montaje gigantesco con grandMA se debe a que “es la consola más fiable del mercado y un estándar -asegura Valverde-. Es una consola muy completa y en todos los raiders la piden”.

Por su parte, el escenario Live and Techno Stage, con diseño de Enrique Jiménez (de Fluge), se controló con una GrandMA2 full-size. Para la iluminación, este diseñador contó además con varias unidades de la marca Claypaky, que también comercializa Stonex.

“La dificultad del diseño radicaba en que este escenario acogía dos tipos de actuaciones muy distintas el viernes y el sábado. El diseño de iluminación debía responder a dichas configuraciones y necesitábamos equipos muy versátiles”, explica Jiménez.

Un total de ocho aparatos A.Leda B-Eye K10 se utilizaron en este escenario, “que nos permitían aplicarlos como luz de calle en modo wash para el día de Live, y trabajar con la superficie de Led y efectos más agresivos para las sesiones de Techno”.

Este diseñador de iluminación puntaliza también que “contamos con catorce unidades de los nuevos Sharpy Plus en modo Beam de Claypaky, un aparato bastante ligero, con un haz de luz bien definido, con mezcla de color CMY y gran luminosidad. A ello se sumaron doce Mythos 2, “un equipo con un zoom muy amplio y que nos daba mucho juego por su variedad de gobos y la buena definición de los haces de luz”.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , , , , , ,
Por • 11 Jul, 2019
• Sección: Audio, Casos de estudio, Control, Eventos, Iluminación