Los monitores SAM son una pieza fundamental en este nuevo estudio inmersivo como parte de la estrategia de internacionalización de la compañía portuguesa.

blank

La nueva sala de audio inmersiva de Audio Lisbon se ha creado como pasarela de servicio para iniciar su expansión en el mercado internacional, apostando por un sistema de monitorización 7.1.4 que genere valor añadido a la propuesta que esta compañía ya ofrecía, como una progresión natural del sistema 5.1 con el que trabajaban desde hace tiempo.

“Al ser una nueva instalación diseñada sobre plano, parecía lógico planificar e instalar este formato en una etapa temprana del proyecto y evitar hacer cambios en el futuro -explica Pedro Carvalho, socio de Audio Lisbon. Para nosotros también es una forma de ofrecer otras soluciones a clientes habituales, así como atraer a nuevos clientes de otros mercados”.

blank

Tras tomar esta decisión, el siguiente reto era encontrar las herramientas adecuadas para mejorar el flujo de trabajo del estudio. “Consideramos varias marcas y sistemas. Queríamos monitores activos, de campo cercano, autocalibrables, con un SPL adecuado para el volumen de la sala,y que tuvieran conectividad AES/EBU para integrarlos con una interfaz Avid MTRX. Y por supuesto, también tenían que sonar bien”, recuerda Carvalho

Garrett Audiovisuais, distribuidor local de Genelec, se involucró en este proyecto. Como señala Pedro Carvalho, “desde que este fabricante lanzó la serie The Ones de monitores coaxiales de 3 vías, teníamos curiosidad de escuchar lo que podían hacer. Después de una visita para escuchar los 8351s en una sala de Garrett, todas nuestras dudas se disiparon”.

Gracias al trabajo con Marcelo Tavares, de Audio Designer, para el diseño acústico, y con Paulo Mendes en el diseño técnico e instalación, Audio Lisbon optó por una solución 7.1.4 de Genelec totalmente SAM (Smart Active Monitoring).

blank

Los monitores coaxiales 8341A se instalaron en las posiciones frontales LCR, mientras que los equipos de dos vías 8340A se usan para manejar los surrounds laterales y posteriores, y los modelos compactos de dos vías 8330A para reproducir los canales en el techo.

A ello se añaden dos subwoofers para manejar el contenido de baja frecuencia y gestionar los graves del sistema. Un subwoofer 7370A acoplado con los monitores frontales y surround, junto con un modelo 7360A (más compacto) para asociarse con los monitores superiores.

blank

Tras la instalación del sistema, Carvalho destaca el ajuste fino que permite la calibración del software GLM: “aunque confiaba plenamente en el trabajo acústico de Marcelo, es una gran ventaja tener un sistema que corrige anomalías menores en la acústica de la sala, así como almacenar diferentes ajustes de calibración, desde un 2.0 hasta un 7.1.4, de forma práctica y efectiva”.

Tras finalizar el proyecto con estos modelos coaxiales, este directivo explica que “la calidad y el detalle de sonido es impresionante y la relación tamaño/potencia ncreíble. Incluso eligiendo una mezcla de monitores coaxiales y convencionales de dos vías para nuestro sistema, el balance obtenido es realmente bueno. Esta inversión representa una oportunidad para la expansión en otros mercados, tanto a nivel nacional como internacional”.


(Visited 73 times, 1 visits today)

Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 28 May, 2020
• Sección: Audio, Casos de estudio