La infraestructura está integrada por una consola mc²36, unidades compactas stagebox de E/S y dispositivos V__remote4 para transportar y procesar señales de vídeo y audio, además de una actualización del núcleo de alta definición Nova73.

Lawo en Opera Zurich

La próxima temporada, la Ópera de Zúrich de Suiza confiará en la tecnología IP de Lawo para seguir creando, aunque sea en un entorno de distanciamiento social.

La necesidad de encontrar una solución para las futuras representaciones quedó clara a principios de 2020, una vez que el confinamiento de Suiza entrara en vigor el 15 de marzo.

Lawo en Opera ZurichEsa solución llegó en forma de una instalación de producción remota basada en IP de Lawo, diseñada especialmente para producciones remotas basadas en WAN. El equipo incluye una consola mc²36, unidades compactas stagebox de E/S y dispositivos V__remote4 para transportar y procesar señales de vídeo y audio, además de una actualización del núcleo de alta definición Nova73, ya instalado en la Ópera, que añade la red Ravenna y puertos Ethernet SFP adicionales.

“Mientras que algunos departamentos, como los talleres y los vestuarios, pudieron continuar trabajando bajo las medidas prescritas, las actividades del departamento de sonido fueron bastante limitadas. Tuvimos que encontrar una forma para asegurar operaciones de ensayo efectivas y, más tarde, y ofrecer representaciones de ópera, opereta y ballet del alto nivel habitual para la temporada 2020-2021”, comenta Oleg Surgutschow, jefe del Departamento de Sonido de la Ópera.

Como el foso de la orquesta era demasiado pequeño para las distancias mínimas requeridas entre los músicos y los miembros del coro también tenían un espacio que les hacía actuar demasiado cerca, la dirección de la Ópera decidió que la única opción era que ambos utilizaran instalaciones separadas, y nació la idea de transferir el Principio de Escenario Flotante de Bregenz (Bregenz Floating Stage Principle) al teatro.

Surgutschow y Fabio Luisi, director general de música de la Ópera, y Michael Utz, subdirector del Departamento de Sonido, se sentaron con los demás especialistas para sondear la implementación. Fabio Luisi ya era director en el Festival de Bregenz, donde desde hace años se transmiten señales de audio y vídeo así como de intercomunicación a través de conexiones de larga distancia entre el escenario, la orquesta y el público, por lo que el concepto era familiar.

“Tuvimos que adaptar el modelo de Bregenz a las necesidades de nuestra casa. El Festival de Bregenz ofrece una larga serie de actuaciones, mientras que la Ópera de Zurich tiene un programa cambiante con músicos y conjuntos cambiantes. El equipo tiene que ser móvil, y tenemos que ser capaces de hacer los ajustes de forma rápida y segura”, explica Utz.

Lawo V__remote4

Replanteando espacios

Se decidió que la sala de ensayo de la orquesta en la Kreuzplatz de Zurich, a un kilómetro de la Ópera, tendría suficiente espacio para la orquesta y el coro.

Las restricciones por el coronavirus implicaban que los plazos de entrega de la tecnología elegida serían más largos de lo habitual, por lo que el tiempo era esencial para decidir la solución y adquirir el material necesario.

La infraestructura para las señales de audio y vídeo y su transmisión, así como los periféricos, por ejemplo, 60 micrófonos para los músicos, cada uno de los cuales ocupa ahora un solo escritorio debido a las normas de distancia, y no el escritorio doble que normalmente compartirían dos intérpretes.

“El sonido de la orquesta tenía que ser reproducido en la sala principal, el vídeo de los movimientos del director ser transmitido a los músicos, y había que asegurar la comunicación entre el escenario, la sala de ensayo de la orquesta y otros puestos técnicamente relevantes. Esto requería una conexión segura que pudiera transmitir señales de audio y vídeo sin latencia, y decidimos utilizar dos corrientes Ravenna, dando 128 canales en ambas direcciones. Para la transmisión en sí misma alquilamos una conexión de fibra óptica directa y redundante de la ciudad de Zúrich, para que siempre haya una línea de reserva disponible”, afirma Surgutschow.

Lawo en Opera Zurich

La empresa Tingo (AV-Architekten), localizada en Muri AG, ya participó en la planificación e integración del sistema del nuevo edificio de la Ópera en 2014 y, nuevamente, fueron llamados para ayudar en la planificación y evaluación de este nuevo proyecto.

Lawo presentó un concepto basado en la experiencia adquirida en muchos otros proyectos de producción a distancia. Y, para la Opera House, tenía sentido emplear la nueva tecnología de Lawo que se integraría fácilmente con su equipo previamente instalado.

La configuración de Lawo incluye un compacto stagebox de E/S, una consola de mezclas ‘todo en uno’ de 24 faders mc²36 y el V__remote4 para convertir y transmitir las señales AV, auna interfaz bidireccional de cuatro canales de Vídeo sobre IP con cuatro entradas y salidas SDI locales, así como otras herramientas para la producción a través de la WAN.

Una unidad V__remote4 adicional se encuentra en el teatro de la ópera, donde una consola de mezclas Lawo mc²56, instalada en 2018, fue actualizada con una interfaz Ravenna y SFP en su núcleo Nova73HD.

Desde Kreuzplatz, las señales de audio se transmiten a través de la compacta E/S, la consola mc²36 y el V_remote4 a la Ópera House, donde otro V__remote4 recibe las señales. Allí, la consola mc²56 mezcla el sonido y lo transmite al sistema de refuerzo de sonido.

Los directores utilizan cámaras para guiar a la orquesta y al coro, que están tocando música en la Kreuzstrasse. La infraestructura hace un gran uso de la opción multi-visor del V_remote4, que permite transmitir el escenario con los directores en un plano amplio, con comunicación a través de un sistema Riedel Artist previamente instalado.

La tarea principal de la consola mc²36 es proporcionar una mezcla de monitores para el director, pero también se utiliza para ensayos paralelos, comprobaciones de sonido individuales y grabaciones de sonido ocasionales.

En el teatro se utiliza la síntesis de campo de ondas y las consolas Lawo controlan 32 posibles posiciones de escucha. El gran enrutador permite integrar el 3D Sound SSW (Spatial Sound Wave – Onda Sonora Espacial) del Fraunhofer IDMT para aplicaciones de sonido envolvente y acústica de salas.

La tecnología Spatial Sound Wave del IDMT permite la reproducción de audio basada en objetos y, en comparación con los sistemas de reproducción convencionales, ofrece por ejemplo un “sweet spot” ampliado, además de la capacidad de crear una producción de audio compatible con prácticamente cualquier configuración de altavoces (actualmente, la Opera House emplea 80 altavoces). Diez altavoces en el foso de la orquesta forman el frente de la primera onda, de modo que el sonido de la orquesta es allí emulado.

La latencia total de 10 ms (vídeo) y 5 ms (audio incluyendo la emulación) no requiere casi ningún reajuste para la sincronización.

Los ensayos de la Ópera HOuse, algunos de los cuales ya han sido implementados como una actuación que incluye grabación, transmisión, presencia en el escenario y refuerzo de sonido, han tenido mucho éxito y prometen una temporada 2020-2021 interesante y de calidad. El estreno de la temporada tendrá lugar el 20 de septiembre de 2020 con la ópera Boris Godunov de Modest Mussorgski, seguida de «La princesa de Czárdás», una opereta de Emmerich Kálmán.

Para la Ópera de Zurich, la tecnología de producción a distancia de Lawo no sólo ha ayudado a superar las distancias que requería COVID-19, sino que, utilizando los flujos de trabajo que ahora son posibles con el equipo de Lawo, garantiza que esas distancias desaparezcan de las percepciones tanto de los intérpretes como del público que acude a la Ópera.


(Visited 112 times, 1 visits today)

Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , , , ,
Por • 22 Sep, 2020
• Sección: A fondo, Audio, Casos de estudio, Control, DESTACADO, DESTACADO Caso Estudio, Distribución señales, Producción