La sede de los Cincinnati Bengals de la ciudad norteamericana ha renovado su equipo de sonido gracias la asociación entre Durrel Sports y el fabricante de audio.

RCF estadio paul brown HVL serie

En los últimos veinte años, los Cincinnati Bengals es uno de los grandes equipos de la NFL que ha acogido en su sede, el Estadio Paul Brown (conocido como PBS), a sus rivales. Un complejo deportivo con capacidad para 65.515 asientos, conocido históricamente por la potencia y la calidad de su sistema audio en esta ciudad de Estados Unidos.

Además del deporte, este estadio es famoso por la celebración de eventos musicales, con la actuación de artistas como Kenny Chesney o Guns N’ Roses, entre otras grandes figuras, que materializado la apuesta de sus responsables por el sonido de calidad, desde los vestíbulos a las gradas.

Para mantener este objetivo, el estadio decidió renovar el audio original con un nuevo sistema que se inauguró a finales del año pasado con un número limitado de aficionados, por motivo de la pandemia, que pudo asistir a un encuentro entre los Bengals y los Jacksonville Jaguars.

Diseñado e implementado por Durrell Sports Audio Management, con sede en Nashville (Tennessee – EE. UU.), el nuevo sistema mantiene algunos componentes del original, que siguen siendo fiables y funcionales. Se ha actualizado el procesamiento digital e instalado altavoces personalizados de RCF para dar respuesta a las necesidades de esta aplicación.

RCF estadio paul brown HVL serie

“El Estadio Paul Brown no se parece a ningún otro de Estados Unidos en lo que respecta al audio -asegura John Horrell, de Durrell Sports-. Todos los aspectos de la producción en el día de encuentro, desde simples anuncios, hasta la música, es tan en vivo es posible. No hay nada que se parezca, siquiera vagamente, a un programa de televisión pregrabado. Cuando nos eligieron para actualizar el audio, vimos que era esencial crear un sistema verdaderamente capaz de ofrecer el alto nivel y rendimiento de un concierto”.

El proyecto de actualización y mejora del sistema se desplegó en tres etapas. La primera se inició hace unos años con la instalación de nuevos altavoces RCF para los techos y las gradas superiores. La segunda fase agregó aproximadamente 120 altavoces del fabricante para las gradas inferiores y otros 70 para los techos del pabellón, junto a 8 subwoofer dobles 21” en cada lado del techo del pabellón.

La tercera fase del proyecto se aprobó en enero del 2020, y en febrero el trabajo ya estaba en marcha para convertir esta visión en una realidad. Pese al avance de la pandemia mundial en el mes de marzo, el equipo de diseño e instalación cumplió con los plazos de construcción con la ayuda de los proveedores, incluyendo RCF.

RCF HVL-15

Los altavoces del fabricante italiano jugaron un papel decisivo en la fase tres, que suministró unidades personalizadas, diseñadas según las especificaciones de Durrel para el estadio. Se instalaron altavoces pasivos de largo alcance HVL 15-L1 y HVL 15-P1, así como otros estándar del catálogo de RCF, incluidos los modelos P 4228, P 3115T y P 6215, instalados como downfills.

Los altavoces HVL 15-L1 de RCF se caracterizan por una disposición simétrica, con un par de woofers de 15” para el rango bajo, otro par de rango medio de 10” y dos motores de compresión, con bobinas de voz de 4” y cúpula de titanio para las frecuencias altas.

Todos los transductores están equipados con imanes de neodimio. Con una respuesta de frecuencia de 43Hz – 18,000Hz (-10dB), estas cajas de tres vías de largo alcance funcionan con dos amplificadores y son capaces de producir un SPL máximo de 133dB (LF) y 145dB (MHF). La cobertura horizontal es de 90 y la vertical de 30°.

Los ocho HVL 15-P1, construidos específicamente por RCF para la instalación en el PBS, comparten muchas características de diseño de los modelos 15-L1: mismo rango de frecuencia y cruce pasivo biamplificado simétrico y la misma construcción externa. Equipados con los mismos transductores de última generación de RCF, tienen un ángulo de cobertura más estrecho (60°x30°).

Estadio Paul Brown RCF

El equipo de Durrell pasó mucho tiempo analizando los valores de Q (el factor de directividad del hablante) requeridos por el sistema y propuso a RCF una solución personalizada que no se había realizado para una instalación tan extrema.

“Comprender los valores Q de los hablantes en el entorno de un estadio, es fundamental para gestionar los rebotes -subraya Horrell-. En sus términos más simples, Q es el valor de ‘proyección’ del hablante a una larga distancia. Diseñar los valores correctos de Q de los altavoces fue nuestro mayor desafío. C on el procesamiento adecuado y los altavoces RCF, optimizados según nuestras especificaciones, creamos un sistema distribuido en el que el espectador, sin importar donde esté sentado ,nunca será afectado por un altavoz destinado a cubrir otra área”.

Como señalan los responsables del estadio, “los altavoces RCF difieren mucho de sus predecesores en términos de equilibrio y cobertura general. La cobertura en la instalación es excelente y una experiencia completamente nueva para nuestros fans. El estadio Paul Brown puede seguir siendo uno de los recintos con mejor sonorización del mundo”.

En esta línea, John Horrell añade que “el nuevo sistema tiene una dinámica tan alta que podemos definirlo como uno de los mejores sistemas de la NFL. Nunca podríamos haber hecho esto con los line array y este sistema durará otros veinte años o más”.


(Visited 1 times, 1 visits today)

Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 16 Feb, 2021
• Sección: Audio, Distribución señales