Instalado ya en varias clínicas, y bautizado como Isla Calma, este sistema ayuda al paciente a distraerse y dejar el miedo a un lado.

Isla Calma

Unas gafas 3D, unos auriculares y un mando inalámbrico permiten ahora al paciente olvidar que se encuentra en la consulta del dentista a través de imágenes que transmiten calma y serenidad.

Bautizado como Isla Calma y desarrollado por la empresa vasca Nesplora, este sistema ayuda al paciente a distraerse y dejar el miedo a un lado, lo que permite también reducir la percepción del dolor.

Gracias a la interacción y el recorrido virtual, el paciente se abstrae y logra reducir su ansiedad y miedo al proceso. Además, la mayoría de ellos tienen una percepción reducida en cuanto al tiempo de tratamiento que dura la intervención.

El sistema se basa en el principio de que cuando percibimos un estímulo doloroso, todos nuestros canales atencionales se centran en ese estímulo. Como la atención no puede estar focalizada en dos cosas a la vez, conseguimos poner el foco en otra cosa minimizando la percepción del dolor

Esta experiencia virtual ya se encuentra disponible en las clínicas Enèresi, Especialistas Médicos Dentales, de Lleida y Sabadell, en la Clínica del Doctor Boronat, de Tarragona, y la Clínica Amorebieta-Etxano (Vizcaya), entre otras.


Te gustó este artículo?

الاشتراك في موقعنا تغذية ار اس اس وأنك لن تفوت أي شيء.

مقالات أخرى
بواسطة • 20 Feb, 2013
• القسم: الواقع المعزز