La operación valorada en 23,7 millones de dólares supone la mayor operación de expansión de la compañía china.

Hisense - Sharp

Hisense Group comprará todas las acciones y activos de la fábrica de televisores y displays de Sharp en México por 23,7 millones de dólares con derechos de uso de la marca Sharp y todos sus recursos de canal tanto en el norte como en las regiones de América del Sur (excepto Brasil).

Sharp se desprende así de esta factoría con capacidad para producir 3 millones de unidades al mismo tiempo que Hisense controlará totalmente el negocio de televisores de Sharp en estas regiones.

Sharp nació en el 1912 y fue de las impulsoras de la tecnología de cristal líquido (LCD). Esta adquisición ayudará a Hisense a ganar una ventaja competitiva tanto en el Norte como en el Sur de América y con la capacidad de ampliar el mercado. Se espera que los ingreses de Hisense en estas regiones aumenten en 2 mil millones de dólares.

Hisense pretende incorporar a los productos de Sharp tecnologías propias como las sistemas interactivos conectados a Internet o los mecanismos de emisión en diodos ultraligeros para impulsar su expansión en América, y especialmente en Estados Unidos.

La multinacional con sede en la ciudad china de Qingdao prevé incrementar su facturación procedente de Estados Unidos en unos 2.000 millones de dólares, lo que la convertiría en uno de los tres mayores fabricantes mundiales de televisores LCD.


هل أعجبك هذا المقال؟

الاشتراك في موقعنا تغذية ار اس اس وأنك لن تفوت أي شيء.

مقالات أخرى ،
بواسطة • 5 Aug, 2015
• القسم: HIGHLIGHT، عرض، عمل

مقالات أخرى